10th Sep 2016

  1. Sign in
    1. Cuando creías conocer el ritmo de la vida, cuando lo impredecible de su andar te parecía monotonía, en ese instante, las historias retomaron caminos inconclusos, los amores perdidos se recuperaron, aquellas hojas que abrazaron al viento, volvieron al origen de sus tiempos. Cuando asegurabas el futuro, tu presente cambió, los sueños fueron reescritos, las tristezas dejaron huellas imborrables sin previo aviso, las amistades se marchitaron con el transcurso de las experiencias. Cuando pensabas inconscientemente que su abrazo sería eterno, se marchó, y nadie jamás supo, si realmente volvió. Definitivamente he aprendido una cosa, una por sobre las demás; que la vida es un azar, uno muy bien pensado, un azar predeterminado, una historia aparentemente confusa, extraña, una coincidencia intencionada, un dolor posible de soportar, una alegría lo suficientemente grande para hacerte vibrar. Aprendí ayer, que hoy continuarán las señales que refuten conciencias y sus millones de posibilidades a pasar, y mientras mis pasos inundan la íntima obscuridad del secreto, contemplo la luna y pido a la vida, una excepción, que la esperanza sea aquella pieza maestra que nos devuelva a la felicidad, que la paciencia tome asiento en mis hombros, que el amor esté por sobre lo que vendrá, que aquel sentimiento pueda modificar, lo que seguramente sucederá. Cuando morías porque todo estaba perdido, apareció la luz y lentamente volvió a empezar, ahora tus ojos, vuelven a brillar.

More from 7vertigos

  1. 187vertigos
  2. 197vertigos
  3. 57vertigos
  4. 247vertigos
  5. 17vertigos
  6. 47vertigos
  7. 187vertigos
  8. 297vertigos
  9. 137vertigos
  10. 27vertigos
  11. 237vertigos
  12. 197vertigos
  13. 197vertigos
  14. 167vertigos
  15. 77vertigos
  16. 147vertigos
  17. 157vertigos
  18. 267vertigos
  19. 207vertigos
  20. 147vertigos
  21. 167vertigos
  22. 317vertigos
  23. 147vertigos