11th Mar 2008

  1. Sign in
    1. La historia familiar de los Rothschild es verdaderamente interesante, y, no hay duda, de que si no fueran lo que son, y Hollywood no fuera lo que es, les hubieran dedicado más de una película contratando a las fulgurantes estrellas de momento.

      Mayer Amschel Rothschild el creador de su inmensa fortuna (1743-1812) nació en Frankfurt, Alemania, hijo de Moses Amschel Bauer, banquero y orfebre. Su apellido realmente viene de “red Shield” (que derivó en Rothschild), ya que un escudo rojo colgaba de la puerta de la tienda de su padre y había sido el emblema de los judíos revolucionarios en Europa del Este.

      Después de la muerte de su padre, Mayer trabajó como oficinista en un banco que pertenecía a los Oppenheimers, llegó a ser socio junior y pronto fundó su propio negocio de monedas de colección raras. En 1769 pasó a ser un agente de la corte del príncipe IX de Hesse-Kassel, nieto de Jorge II de Inglaterra, cuñado del Rey de Suecia. Pronto los Rothschild se convirtieron en intermediarios para los banqueros más importantes de Frankfurt.


      Los hechos históricos se desarrollaron de tal forma que permitieron a los Rothschild obtener el control financiero de Europa.

      Todo comenzó en la Batalla de Waterloo.

      Al comienzo de dicha batalla entre Wellington y Napoleón, Napoleón parecía vencedor absoluto y los primeros informes a Londres así lo confirmaban.
      Sin embargo, cuando llegaron los refuerzos prusianos, la balanza se empezó a inclinar a favor de Wellington. Rothwort, un correo de Nathan Rothschild, cabeza de la rama de la familia establecida en Londres, estaba en el campo de batalla y viajó dia y noche para hacer llegar el último informe a Londres. Cuando Nathan Rothschild recibió las noticias, informó al Gobierno inglés pero nadie creyó sus palabras, todo el mundo estaba convencido de que Wellington perdería aquella batalla.

      Tras la derrota de Napoleón, los agentes de Rothschild comenzaron a comprar enormes cantidades de bonos del Gobierno Francés, lo que ocasionó que su valor se pusiera por las nubes. El 5 de Noviembre, los Rothschild ordenaron la operación de vender todo de golpe en el mercado, creando un pánico financiero sin precedentes, con lo que el valor de los bonos del Estado Francés mermó considerablemente.

      Este fue el comienzo de la Casa de los Rothschild que controlaba una fortuna estimada entonces en $300,000,000. En 1913, se estimaba la fortuna familiar en más de dos mil millones de dólares.

      Pronto los Rothschilds inundaron Europa con ferrocarriles, invirtieron en carbón y altos hornos, financiaron a Inglaterra para adquirir el Canal de Suez Canal, pagaron para que se exploraran los recursos petrolíferos de Rusia y el Desierto de Sahara, financiaron a los zares rusos, apoyaron las operaciones de diamantes de Cecil Rhodes ayudaron a Francia a crear un imperio en África, financiaron a los monarcas de Hapsburgo y salvaron al Vaticano de la bancarrota.

      En EEUU, por medio de sus agentes americanos y europeos, ayudaron a financiar la Rockefeller’s Standard Oil, la empresa de Acero Carnegie Steel, y los ferrocarriles Harriman.

      Mayer Rothschild tras su muerte dejó las líneas maestras a sus descendientes: 1) todos los puestos importantes en su imperio económico serían ocupados por descendientes varones donde el hijo primogénito sería el patriarca 2) la familia debería cerrar los acuerdos matrimoniales entre familiares (primos etc.), lo que pierde su importancia cuando comienzan a establecer matrimonios con otras fortunas importantes 3) nunca debería haber un inventario de su fortuna hecho por parte del Estado o la corte judicial, y prohibió cualquier acción legal o publicación sobre el valor de su patrimonio.

      Los Rothschilds operan desde el corazón de Londres, la llamada district ‘City’, que es, sin duda, el centro financiero del mundo, sede de cientos de bancos, la bolsa de Londres, centro de trading de materias primas, etc.

      De alguna manera, la City es como un estado soberano, como lo es el Vaticano y desde la fundación del primer banco privado en Inglaterra en 1694, la City tiene mucho que decir sobre los asuntos políticos del país. Incluso la Reina de Inglaterra, en el territorio de la City, está bajo la jurisdicción del Lord Mayor, porque éste y su comité no responden ante la Reina ni ante el Parlamento.

      Es evidente que los Rothschild siguen teniendo una influencia de primer orden en la economía y política mundial y que están detrás de iniciativas políticas para llegar a una unidad política única, como la Unión Europea, que no es sino otro paso más en el camino a un gobierno mundial.

More from abran_esos_ojos

  1. 23abran_esos_ojos
  2. 23abran_esos_ojos
  3. 21abran_esos_ojos
  4. 12abran_esos_ojos
  5. 10abran_esos_ojos
  6. 9abran_esos_ojos
  7. 8abran_esos_ojos
  8. 5abran_esos_ojos
  9. 4abran_esos_ojos
  10. 3abran_esos_ojos
  11. 2abran_esos_ojos
  12. 28abran_esos_ojos
  13. 10abran_esos_ojos
  14. 9abran_esos_ojos
  15. 8abran_esos_ojos
  16. 7abran_esos_ojos
  17. 6abran_esos_ojos
  18. 5abran_esos_ojos
  19. 4abran_esos_ojos
  20. 3abran_esos_ojos
  21. 1abran_esos_ojos
  22. 28abran_esos_ojos
  23. 27abran_esos_ojos