14th Aug 2009

  1. Sign in
    1. CON ADABEL GUERRERO COMO PROTAGONISTA, EL MUSICAL DE JORGE AMADO PROFUNDIZO SU VETA EROTICA. Y LA DIOSA LO ASUME SIN COMPLEJOS: “NO ME HAGO DEMASIADO MAMBO CON EL TEMA DEL DESNUDO”, DICE La Flor más hot Luego de la ríspida desvinculación de Gerardo Sofovich el horizonte no se le presentaba muy auspicioso a la hoy morocha. Pero ya encontró la gran revancha Por SERGIO PJASECZNY Nada le resultó fácil. Sufrió privaciones económicas y transitó por un camino colmado de dificultades. Nunca se dejó amedrentar por los obstáculos. Tuvo momentos de zozobra que superó con astucia. Luchó a brazo partido para alcanzar su sueño y a pesar de que varias veces pensó en echar todo por la borda y dedicarse a otra cosa, cuando lo puso en práctica su vocación pudo más. La popularidad le llegó de la mano de ShowMatch y en poco tiempo se convirtió en un símbolo sexual y en un personaje mediático, pero no todos conocen a la verdadera Adabel Guerrero, una mujer que jamás renegó de sus orígenes. Cuando participaba de Bailando por un Sueño el año pasado en cada nota afirmaba que su sueño era trabajar con Gerardo Sofovich. Lo cumplió con la obra La Fiesta Está en el Lago, pieza que encabezó Florencia de la V en Carlos Paz. Pero la fiesta se le acabó en el mismo verano por serias diferencias con el productor. Casi nadie “agarra” un hierro caliente y menos cuando recién empieza a conocerse. Le propusieron lo que se dice en la jerga artística “levantar” una obra que bajó de cartelera y aceptó. Nadie quiere quedar pegado con un espectáculo que no cumplió las expectativas ni funcionó con la gente. Se trata del musical Doña Flor y sus Dos Maridos que encabezó Emme junto a Miguel Habud y Marcelo Mazzarello. Duró un suspiro. Adabel aceptó el gran desafío de protagonizar la misma pieza pero con otro elenco: Cau Bornes (el brasileño novio de Valeria Lynch) y Gonzalo Urtizberea. Con ellos se decidió profundizar el condimento hot de la obra: se tomó el desnudo como el núcleo central de la obra y no como una atracción sugerente como ocurrió con el anterior elenco. En menos de un año, Adabel cumplió uno de sus grandes sueños que era protagonizar una obra para asentarse en el medio como actriz y cantante. Y cuenta con el apoyo del público y de las críticas, cuando parecía que tendría pocas puertas a su disposición tras desvincularse de Sofovich. Sin dramas con las escenas -En torno a Doña Flor y sus Dos Maridos, ¿cómo fue la preparación del personaje de Doña Flor? -Muy buena. Ensayé sin parar para encontrar el perfil de mi personaje, a pesar de que todas las mujeres, en el fondo, tenemos un poco de Doña Flor. -Primero se pensó sólo en tu incorporación. Ibas a entrar en reemplazo de Emme, pero fue resistida por el elenco anterior. Hoy la obra tiene nuevo elenco. ¿Cómo llevaste la situación? -Muy bien. Con relación a mi incorporación en esta propuesta, el problema no fue mío, sino de los demás. Yo sólo procuré prepararme lo mejor posible para la obra y creo que lo he logrado, por eso me siento muy feliz. -¿Considera que halló el lugar que tanto esperaba? -Creo que este espectáculo me permitió encontrar un espacio diferente en el que puedo mostrar que además de tener un buen físico, una figura trabajada, soy capaz de interpretar un papel jugado. Pienso que la gente que se acerca al teatro para ver esta propuesta se encuentra con una Adabel completa, diferente, y eso me llena de felicidad. -¿Qué implica para usted desnudarse en escena? -En verdad, nada especial. Tal vez el hecho de ser bailarina hace que no experimente demasiados mambos con ese tema. Para mí la desnudez es algo natural que, en esta ocasión, forma parte de lo que debo hacer sobre un escenario. -Convengamos que no es lo mismo desnudarse para una sesión fotográfica, en donde en cierto modo existe un clima de intimidad, que ante un auditorio. -Es cierto, pero pensá que a una revista también la ven miles de personas. Además, yo también incursioné en el teatro de revistas en donde me mostraba como vedette. En verdad, para mí no representa un problema mostrar mi cuerpo. De ser así, tampoco me hubiera animado a exhibirme ligera de ropas en ciclos como Bailando o Patinando, a los que veían millones de personas de distintas edades. “No reniego de la revista” -¿Pero acá debe compartir escenas jugadas con hombres? -En todo caso, la que comparte esas escenas es Doña Flor, no Adabel Guerrero. -Zafó Adabel. (Risas) -No, en serio. Yo lo siento de ese modo. -¿Qué diferencia encuentra entre el mundo de la revista y el de la comedia musical? -Son dos universos distintos. Acá me topé con gente muy trabajadora y con buena onda, que tiran todos para el mismo lado, porque entienden que lo importante es el producto y no el lucimiento individual. El ambiente es diferente. El género del musical está integrado por verdaderos artistas, esto no quiere decir que en el género de la revista no los haya, pero son los menos. Acá no se andan peleando por el cartel, por el camarín y

More from adita_guerrero

  1. 29adita_guerrero
  2. 27adita_guerrero
  3. 26adita_guerrero
  4. 25adita_guerrero
  5. 24adita_guerrero
  6. 19adita_guerrero
  7. 17adita_guerrero
  8. 16adita_guerrero
  9. 10adita_guerrero
  10. 8adita_guerrero
  11. 7adita_guerrero
  12. 5adita_guerrero
  13. 13adita_guerrero
  14. 12adita_guerrero
  15. 11adita_guerrero
  16. 10adita_guerrero
  17. 9adita_guerrero
  18. 8adita_guerrero
  19. 7adita_guerrero
  20. 6adita_guerrero
  21. 5adita_guerrero
  22. 4adita_guerrero
  23. 3adita_guerrero