1st Feb 2008

  1. Sign in
    1. Su semejante mästerskap, no proviene del mero racionalismo: motor funcional de la explosión estatal moderna, y del rendimiento factorial. El mago no vincula optimidad de Conocimiento con rentabilidad mecánica, lucrativa, etc. Sino que sus estudios surgen ante un ŽeidoV de más alta matemática: εξπΙσζημη; el Epistéme .
      La doctrina mágica, el entrenamiento del Jaguar, equipara sabiduría y virtud: estando la primera, dada por el principio del Enthusiast –inspiración Superhumana-; que se divide en dos géneros: intuición y razón, anima y animus diría Jung. El ideal de sapiencia mágica se asemeja a una daga por su dureza, brillo de acero y sus afilados bordes. Estos son los atributos del intelecto que el mago debe desarrollar: la fuerza del acero, la brillantez del metal pulido, el borde afilado del discernimiento.
      Esto sólo puede hacerse forjando la puerta entre los dos mundos, o principios reseñados con anterioridad (polos magnéticos del Sopho). La Magia es el Syzygy o la conexión, e integración de los polos gemelos y opuestos, presentes en toda la naturaleza. En la Magia, este es el principio de los dos pilares externos del Árbol de la Vida.

      Para el catolicismo, es el Niño Cristo; en la mitología celta es el espíritu salvaje del señor con astas, Cernunnos, o Pan el gran mago.
      El Wotan germánico, u Odín, crucificado nueve días en el fresno del mundo, Yggdrasil; colgando en sacrificio hasta alcanzar la sabiduría definitiva.

      O la serpiente Nyarlatothep de Sumer, el caos sibilante; mensajera de los dioses. O Hermes el tres veces grande, padre de la filosofía occidental; o Quetzalcóatl, la serpiente emplumada.

      En la antigua China, los taoístas desarrollaron el Qi Gong como método para utilizar la respiración, y caminar la vía del Budô; el arte del llamado Chi Kung, en la India se desarrolló –hasta un nivel muy, muy elevado- con el nombre de pranayama. Esto está íntimamente relacionado con la idea de la disciplina Mágica, y el labramiento del puente-arcoiris Bifröst entre los dos mundos: pero para mostrar su matemática entera, o la vinculación con la cultura oriental, debo antes ilustrar la ecuación de a partes.

      Pranayama es el enfoque, y el manejo del prana, una de las dos unidades básicas del universo. En el pensamiento hindú, akasha es la sustancia del universo y prana es la energía que hay detrás, un motor propulsor vinculante y móvil sin el cuál todo estaría estático. El Prana está en el aire atmosférico, pero también está en todas partes y penetra donde el aire no puede llegar... El autor hebreo del libro Génesis conocía la solidez y vigor de este misterioso principio contenido en las masas cronotópicas del Espacio y el Tiempo. Habla del neshement ruach chayim, que traducido significa el aliento del espíritu de la vida.
      Mientras la respiración era estudiada científicamente en Oriente, los occidentales recién comenzaban a apreciarla con sus filósofos griegos, cabalistas, luego los primeros cristianos, los musulmanes, y demás. El potencial de la Respiración fue cultivado en la antigua Grecia, en Persia, Egipto; también por los hebreos, caldeos, celtas e incluso en Mesoamérica por aztecas y mayas, hace milenios, países y gentes mucho menormente provistas –que nosotros- de condiciones de sobrevivencia y longevidad. Pero algo que a menudo se olvida en el bombardeo del siglo XXI, es que precisamente por estas ínfimas condiciones de vida, dependían -y heredaban- en sobremanera un crudo empirismo, un contacto con la observación más detallista de nuestra naturaleza material: la experiencia y el pragmatismo más directo; esto es sensato. Era el caso de los Physis Jónicos, como ejemplo, que dedicaron su vida entera a los estudios y la contemplación material. Una ciencia extremadamente utilitaria, sin maquinarias administradoras de por medio, ni computadoras ni monopolios del conocimiento, Juicios académicos o estándares populares. En sus conciencias no existía el método positivista de la mecánica (que reemplazó a la ciencia) contemporánea; no apuntaban a lo empresarial, a lo formal, ni se horrorizaban ante la noción de lo caótico: la probabilidad de lo azaroso e incierto.

      (continuará)
      N.

More from agua_lunaazul

  1. 25agua_lunaazul
  2. 20agua_lunaazul
  3. 3agua_lunaazul
  4. 27agua_lunaazul
  5. 21agua_lunaazul
  6. 11agua_lunaazul
  7. 8agua_lunaazul
  8. 3agua_lunaazul
  9. 24agua_lunaazul
  10. 30agua_lunaazul
  11. 6agua_lunaazul
  12. 5agua_lunaazul
  13. 2agua_lunaazul
  14. 29agua_lunaazul
  15. 25agua_lunaazul