13th Feb 2011

  1. Sign in
    1. I no mirar pelis d'en Hugh Grant,
      no haver de pensar per endavant,
      i que tinguis sort a Reykjavik,


      Será el tiempo libre. Poder pensar en otra cosa. O será el corazón. Al fin y al cabo lo que sentimos no es más que un reflejo de lo que pensamos, de las ideas que incluso inapreciables pasan por nuestra cabeza, imágenes fugaces que nos llevan a la más absoluta tristeza en un instante, o a la euforia que cinco minutos antes no hubiéramos imaginado. Reflejos del pensamiento...

      Las dudas, siempre dudas, comienzan cuando los pensamientos no se ponen de acuerdo, malditas ideas que consiguen adelantarme. Intentas controlarlo, y ya es uno más. Ahora además piensas en cómo controlarte, en que necesitas coger las riendas de tu vida, centrarte, no estar siempre de aquí para allá...y que si alguien consiguiera entenderte de verdad y callar tus enfados con abrazos, y si tu controlaras mejor el tiempo, y tus impulsos y las sonrisas que se escapan el momento más inoportuno, y lo rápido que se va todo, y lo poco que te gusta cómo eres cuando están delante, y lo mucho que ganas al respirar hondo y fumar un cigarro al sol,y que voy a dejar de ver pelis románticas porque en esas pelis la prota siempre tiene un instante de locura,que es lo contrario a pensar, pensar, y que tengo que terminar ese libro que lleva días en la mesita sin tocar,y si tuvieras más decisión para decirle a él cualquier cosa,y sus manos, y que a partir de ahora no te vas a callar nada, menos todavía para los que te acusan del imperdonable pecado de sincera,y que eres demasiado infantil y no tan leal como pensaba, y que se vayan a la mierda pienso a veces también, y que tendría que ser más radical, porque en las decisiones valientes y firmes, contundentes, están las recompensas, las que merecen la pena de verdad, la cama elástica al final del precipicio, y que no, que no puedo seguir saltando de puntillas sobre la última piedra antes del vacío... y que, joder, ya estoy pensando demasiado otra vez. Tengo que dejar de hacerlo.




      Els amics de les arts- Reykjavík

      Jo em quedo les pelis del Kurosawa
      i tu els discos d'en Lou Reed,
      tu la màquina del café perfecte
      i jo aquell wok tan ben parit,
      tu aquell jardinet de sobretaula
      que vas voler comprar a Pekín,
      que dius que sí que a tu
      et relaxa però només fot que merda al pis,
      jo aquell plat del sud d'aquells firaires magrebins,
      que et dic que si que em va de perles
      perquè m'aguanta bé els Tintins
      i que tinguis sort a Reykjavik,
      i que em borris del mòbil aviat,
      i que els dies no s'et facin llargs,
      i no surtis mai sense un abric.

      Ara potser et sembla que el món s'acaba
      i que ho haguém de cremar tot,
      però tan tu com jo en trobarem un altre
      i tot es posarà al seu lloc.
      Durant aquest temps sense
      parella follarem pels descosits,
      que et dic que si, que sempre passa, ens seguirem trobant al llit
      i tindrem temps per dedicar-nos
      cadascú pel seu costat, que et dic que si,
      que farem coses a les que haviem renunciat,
      I tornar a conèixer als meus amics,
      i anar-m'en a les tantes al llit,
      i no mirar pelis d'en Hugh Grant,
      no haver de pensar per endavant,
      i que tinguis sort a Reykjavik, i que en trobis un de ben plantat,
      i que el gel que ho glaça tot de nit,
      et deixi engegar el cotxe al matí...




      Se pregunta si las palabras no serán un elemento esencial de la sexualidad, si hablar no es definitiva una forma más sutil de acariciar y si las imágenes que bailan en nuestra cabeza no son igual de importantes que los cuerpos que abrazamos. Margot le dice que acostarse con alguien es lo único que cuenta en la vida para ella, que si no pudiera mantener relaciones sexuales seguramente se suicidaría para escapar del aburrimiento y la monotonía de estar atrapada en su propia piel. Walker no dice nada pero al corrersse dentro de ella por segunda ve, se da cuenta de que comparte su opinión. Le encanta follar. Aún en las garras de la más agobiante desesperación, joder lo vuelve loco. El folleteo es el dios y el redentor, la única salvación en la tierra.

      Al final no van al restaurante. Tras acabar la botella de vino, se duermen y se olvidan de la cena. A primera hora de la mañana siguiente, poco antes de amanecer, Walker abre los ojos y descubre que está solo en la cama. Hay un papel en la almohada, a su lado una nota de Margot: La cama es muy incómoda. Llámame la semana que viene.


      Invisible, Paul Auster.

More from algunosdiaslocos

  1. 17algunosdiaslocos
  2. 6algunosdiaslocos
  3. 2algunosdiaslocos
  4. 31algunosdiaslocos
  5. 29algunosdiaslocos
  6. 23algunosdiaslocos
  7. 1algunosdiaslocos
  8. 8algunosdiaslocos
  9. 23algunosdiaslocos
  10. 21algunosdiaslocos
  11. 28algunosdiaslocos
  12. 16algunosdiaslocos
  13. 24algunosdiaslocos
  14. 20algunosdiaslocos
  15. 13algunosdiaslocos
  16. 12algunosdiaslocos
  17. 6algunosdiaslocos
  18. 9algunosdiaslocos
  19. 6algunosdiaslocos
  20. 1algunosdiaslocos
  21. 28algunosdiaslocos
  22. 17algunosdiaslocos
  23. 11algunosdiaslocos