29th Oct 2008

  1. Sign in
    1. Manuel Mujica Láinez (1910-1984) Nació en Buenos Aires el 11 de septiembre de 1910. Es un reconocido escritor argentino, porteño por excelencia, es autor además de "Misteriosa Buenos Aires", obra en que se presentan cuentos ambientados entre 1536 - desde la primera fundación de Buenos Aires y 1904, convirtiéndose en una historia de la ciudad-, de obras como "Aquí vivieron", cuentos de 1949, "Los ídolos", novela de 1953, "Los viajeros" de 1955, novela sobre la aristocracia criolla, "Bomarzo" de 1962, "El unicornio" de 1965 y "El gran teatro" de 1979; La casa, Invitados en el paraíso, El viaje de los siete demonios, El brazalete y El escarabajo. Misteriosa Buenos Aires publicado en 1950, uno de los más importantes, en el que traza la historia de su ciudad a través de diversos relatos ambientados en diferentes épocas, desde el siglo XVI hasta el siglo XIX. «El Hombrecito del Azulejo» que es un cuento magistral y una verdadera joya de la que puede enorgullecerse la literatura escrita en lengua castellana. ¡Qué belleza de estilo! ¡Qué finura y perfección en el lenguaje! ¡Qué maestría en el relato! Aquí, el autor nos brinda la historia de un azulejo que nació en Francia y llegó a Buenos Aires por equivocación en el año 1875. Sus manufactureros no lo destinaban allí, pero lo incluyeron por error dentro de uno de los cajones rotulados para la capital argentina e hizo el viaje, embalado prolijamente, el único distinto de los azulejos del lote. Los demás son azules también, con dibujos geométricos, pero él representa: «Un hombrecito azul, barbudo, con calzas antiguas, gorro de duende y un bastón en la mano derecha. Cuando el obrero que ornamentaba el zaguán porteño topó con él, lo dejó aparte, porque su presencia intrusa interrumpía el friso; mas luego le hizo falta un azulejo para completar y lo colocó en un extremo, junto a la historiada cancela que separa zaguán y patio, pensando que nadie lo descubriría. Y el tiempo transcurrió sin que ninguno notara que entre los baldosines había uno, disimulado por la penumbra de la galería, tan diverso. Entraban los lecheros, los pescadores, los vendedores de escobas y plumeros hechos por los indios de las pampas; depositaban en el suelo sus hondos canastos y no se percataban del menudo extranjero del zócalo. Otras veces eran las señoronas de visita las que atravesaban el zaguán y tampoco lo veían; ni lo veían las chinas crinudas que pelaban la pava a la puerta aprovechando la hora en que el ama rezaba el rosario en la Iglesia de San Miguel. Hasta que un día la casa se vendió y entre sus nuevos habitantes hubo un niño, quien lo halló de inmediato». Manuel Mujica Laínez nos cuenta la historia de ese niño y de la relación que sostiene con el hombrecillo del azulejo. Cuando el niño enferma y está moribundo, el hombrecillo debe enfrentarse con la muerte, cara a cara, para que no se lleve al niño de la hacienda que es su querido compañero de juegos. Cuenta el autor que este azulejo existe en la realidad y que se encuentra adosado en la pared en «El Paraíso», la hacienda que poseía en la sierra de Córdoba, a setecientos quilómetros de Buenos Aires, en la localidad de Cruz Chica, en donde vivió y escribió sus libros. Contemplando este azulejo distinto imaginó esta hermosa narración e hilvanó otras dotando de vida a otros objetos diversos que coleccionaba, entre ellos el caballo de un viejo carrusel. Tal vez atesoraba estas reliquias de la infancia como una manera de rescatar la niñez o quizás le daba siempre un lugar muy importante al niño que guardaba dentro.

More from analexis

  1. 11analexis
  2. 9analexis
  3. 7analexis
  4. 5analexis
  5. 19analexis
  6. 22analexis
  7. 19analexis
  8. 17analexis
  9. 12analexis
  10. 5analexis
  11. 4analexis
  12. 2analexis
  13. 26analexis
  14. 19analexis
  15. 18analexis
  16. 16analexis
  17. 15analexis
  18. 6analexis
  19. 4analexis
  20. 3analexis
  21. 26analexis
  22. 19analexis
  23. 16analexis