19th Sep 2009

  1. Sign in
    1. Es una bella modelo uruguaya en ascenso, con apenas 22 años, esta preciosa niña tiene las cosas muy claras.
      Como datos físicos diré que mide 1.69, sus me, su cabello es oscuro y sus ojos verdes. Fue novia durante largo tiempo del goleador de Peñarol Carlos Bueno. Pero la chica, tiene una filiación que la distingue, es hija del desaparecido dirigente político blanco y ex intendente de Cerro Largo, Villanueva Saravia, aquel que muriera en extrañas circunstancias, para las autoridades un suicidio, para su entorno un asesinato nunca aclarado. Victoria en aquel entonces era una niña pequeña, y sus padres se encontraban divorciados.
      Aquí una entrevista otorgada por ella meses atras para la revista Caras.

      Su apellido por sí solo tiene una larga historia política. Es tataranieta de uno de los principales caudillos que tuvo el Uruguay ,Aparicio Saravia, e hija del ex intendente de Cerro Largo, Villanueva Saravia, cuya muerte se convirtió en uno de los casos más polémicos y mediáticos del país. Por si fuera poco, además de su dura historia familiar, Victoria Saravia (21) es la novia del reconocido jugador de fútbol, Carlos Bueno, quien firmó recientemente su pase a Peñarol, y con quien se comprometió hace un mes y medio.

      La joven modelo de Valentino Bookings, que promete una interesante carrera profesional, se divirtió en el parador de Costa CARAS, en la isla Gorriti, y después de diez años habló de la muerte de su padre y de su reciente compromiso.

      —¿Hace cuánto tiempo está en pareja?

      —Nos conocemos desde hace 4 años; nos vimos en un boliche en Montevideo; todo el mundo en el boliche decía: “Está Carlos Bueno”, y yo no sabía quién era. Charlamos un rato, me pidió mi teléfono y me

      dijo que al otro día me llamaba a las 12, para invitarme a almorzar. Mi celular sonó a las 12 en punto.

      Yo no podía creerlo, me mató con eso. Así empezó todo. Nos pusimos de novios hace ocho meses.

      —¿Cómo dijo en su casa que estaba saliendo con Carlos Bueno?

      —Mi madre siempre preguntaba quién era “Carlitos”, y yo le decía que era un chico con el que estaba

      saliendo. Un día viene una amiga y le comenta: “¿Viste quién la está llamando a Vicky?, Carlos Bueno”,

      pero mi mamá tampoco lo conocía. Y ahí saltó mi tía que es refutbolera y le dijo: “Es el goleador de

      Peñarol”.

      —¿Qué la enamoró de él?

      —Me demostró siempre que quería estar conmigo. Pero como una a veces prejuzga que los jugadores de fútbol son mujeriegos, no quería engancharme. Fue él quien me dijo de irnos a vivir juntos y de com-

      prometernos. Eso te va enamorando. Además, no es como se lo ve en la cancha, es súper tranquilo y humilde.

      —Se fue a vivir con él a Francia, y antes lo había visitado en Portugal, ¿qué hacía allá?

      —Salíamos con amigos de él y me divertía mucho. En Portugal, había un lugar donde vendían Dolce

      Gabanna, Louis Vuitton, Armani.. Carlitos siempre me hace muchos regalos. No es de gastar plata porque

      sí, la cuida mucho, pero con los obsequios es súper generoso. Le encanta elegir ropa para él y para mí,

      y la verdad es que tiene muy buen gusto. Me compra carteras, anillos, jeans, de todo. Pero el regalo que

      me hizo que más me gustó es mi perro “Dolce”, que compró en Buenos Aires. Es una ternura.

      —¿Cómo surgió la idea de comprometerse?

      —Un día nos pusimos a hablar de nosotros, dijo que le gustaría que nos pusiéramos unos anillos para fortalecer la relación y mostrarles a nuestros amigos y familiares lo bien que estamos y cuánto nos

      queremos. Me tomó un poco de sorpresa. Mi madre organizó todo en una chacra de Cerro Largo, y

      salió perfecto. Fue muy íntimo, sólo 35 personas entre familiares y amigos. Los anillos los diseñé yo y,

      en Buenos Aires, los hizo un alemán conocido de unos amigos de Carlos.

      —Fue el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, ¿no tuvo miedo que después le dijeran que había sido una broma?

      —(Risas). No, porque lo pensé todo y nos pusimos los anillos a las 24:02, cuando ya era 29. Estoy

      muy enamorada. Por ahora no planeamos casarnos, estamos bien así. Todavía tenemos que madurar

      muchas cosas como pareja antes de formar una familia.


      Sigue —¿Lleva con orgullo su apellido?

      —Sí, totalmente. Todos me conocen, me tratan divino, y siempre me están hablando bien tanto de mi padre, como de mi abuelo. Y de Aparicio Saravia, mi tararabuelo. Cuando viajábamos, mi padre siempre nos contaba dónde había sido tal o cual batalla, nos mostraba casas antiguas o el lugar donde falleció Chiquito Saravia. Me encantaban esas historias.

      —La muerte de su papá fue un caso muy polémico y mediático en todo el país, ¿cómo lo vivió?

      —Tenía 12 años. Al principio, a mi mamá le dijeron que mi padre estaba llegando a mi casa, fue

      a dejar el arma en la mesita de luz y al caerse se escapó un tiro. Y que estaba grave. Yo tenía mucha afinidad

      con el padre Andrés, del colegio saleciano al que yo iba, y con quien charlaba mucho. Mi mamá

      le pidió que

More from bellasdelplata

  1. 17bellasdelplata
  2. 13bellasdelplata
  3. 6bellasdelplata
  4. 4bellasdelplata
  5. 3bellasdelplata
  6. 2bellasdelplata
  7. 1bellasdelplata
  8. 30bellasdelplata
  9. 29bellasdelplata
  10. 28bellasdelplata
  11. 27bellasdelplata
  12. 26bellasdelplata
  13. 9bellasdelplata
  14. 21bellasdelplata
  15. 16bellasdelplata
  16. 2bellasdelplata
  17. 12bellasdelplata