29th Oct 2007

  1. Sign in
    1. Solo subo fotos cuando siento ganas, por eso que había pasado tanto tiempo... jejé
      En fin me gustó este en especial, pues esta convertido en un hotel pero se han preocupado de no olvidar la historia que hay detras de él, y conservaron casi todo como estaba cuando lo recibieron como dice en el resumen... el tiempo se ha parado en su época de mayor esplendor medieval y pudiera en un futuro cercano ser un buen destino para conocer de cerca :-D
      Abajo les dejare el link con mas informacion.

      **************************************************************************
      **************************************************************************


      Es un edificio del siglo XI, reconvertido en palacio en el XV, una lección apabullante de historia medieval hace caer rendidos de respeto y pleitesía a los huéspedes de este castillo, en plena dehesa salmantina. Sus torreones privados de inigualables vistas sobre la planicie, un vastísimo latifundio que alcanza las 116 hectáreas inundadas de encinas, pinos y chopos. Llanura infinita antaño oteada por los guardianes de una fortificación de orígenes ancestrales, anclados en el siglo XI y revividos a finales del XV. De su fisonomía y de su historia genealógica se colige un pasado más palaciego que bélico, más cercano a la residencia aristocrática que a la atalaya defensiva, y este carácter favorece el perfil refinado de cada detalle, de cada rincón de este alcázar. Exquisitez mobiliaria en los seis salones dispuestos en torno al patio renacentista: yelmos y armaduras, arcones y bargueños, tapices y óleos. Fastuosa colección en contraste con la severidad de la sillería, el espesor de sus muros y el ambiente cenobial del refectorio. Y entre el intrincado laberinto de bóvedas, sótanos, pasadizos y escalinatas, las alcobas sugieren pinceladas contemporáneas, aunque todas ellas abrazan un pasado caballeresco de indudable encanto. En el Castillo de Buen Amor, el tiempo se ha parado en su época de mayor esplendor medieval.

      Entorno.

      El Castillo del Buen Amor o de Villanueva de Cañedo fué declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento por decreto.
      Construido en dos tiempos en los siglos XI y XV, en un 80% de piedra arenisca de Villamayor, del que Battista destacó su “armoniosidad, belleza, lujo, lo acogedor de su interior”, además de su “imponencia y majestuosidad”, así como la mezcla de estilos, gótico, renacentista y el toque mozárabe de ciertos elementos como las chimeneas o su “gigantesco” pozo.

      Amoríos tras sus Muros.

      Desde las primeras referencias que se tienen constancia de él, como propiedad del miembro de la Orden Templaria Enrique I, pasando por el ducado de Alba y los Reyes Católicos, luego Alonso Fonseca, obispo de Cuenca y Ávila, “quien lo compró y lo reconvirtió en este palacio tan lujoso porque aquí se escondían sus amores secretos, que no estaban para nada bien vistos ni aprobados por la comunidad de locales”. De ahí le viene el nombre de “Buen Amor” pues allí vivía la amante del obispo, doña Teresa de las Cuevas con, quien tuvo cuatro hijos.
      Como ven, el castillo ha contado con siglos para atesorar historia.
      “El castillo fue abandonado por varios siglos aunque se mantuvo en perfecto estado”, hasta que a mediados del siglo XX llegó a sus actuales propietarios, la familia Fernández de Troconiz. Actualmente es un encantador hotel situado en un entorno natural privilegiado.
      http://www.quehoteles.com/hotel-de-salamanca-Castillo-del-Buen-Amor-4C15P166D705Z24639EF.htm

More from castillo

  1. 6castillo
  2. 5castillo
  3. 5castillo
  4. 22castillo
  5. 25castillo
  6. 29castillo
  7. 13castillo
  8. 26castillo
  9. 14castillo
  10. 5castillo
  11. 30castillo
  12. 23castillo
  13. 21castillo