19th Jul 2008

  1. Sign in
    1. A veces me siento a meditar tal como lo haria Jesús, no de una manera tan perfecta, pero tratando de discernir a la luz del Todopoderoso cada paso que debo dar en la vida.
      A menudo nos suele suceder que nos olvidamos de las cosas que realmente valen la pena yde las personas que si han sido un real aporte en nuestras vidas.Es muy probable que el tiempo, este mundo y la sociedad que nos envuelve con esa atmósfera tan sedienta de triunfos, éxitos y otros placeres efímeros; que terminan siendo insípidos destellos y pinceladas de una felicidad idealisada en talleres llenos de ambición y avaricia; la que nos anestecia, nos arranca la sensibilidad y nos empuja lejos de lo que es realmente escencal y trascendente en nuestras vidas...

      Abandonamos incluso nuestras creencias, y renunciamos de una forma tan fácil a todo aquello que algún día fue nuestra bandera de lucha y nuestras consignas de combate sólo vienen a nuestras mentes como un lejano recuerdo de algo que tal vez nunca sucedió, o que preferimos olvidar para que nuestra conciencia no nos recuerde lo cobardes e ingratos que hemos sido con nuestros propios principios y sueños.Todo aquello que se construyó en alguna etaa maravillosa queda a la deriva, como el retrato de una obra inconclusa, la cual, nadie sabe por que no se terminó.
      Hay que seguir adelante, lo verdaderamente importante está más allá del alcance de nuestros ojos, y está allí desde siempre.
      El mundo que alguna vez quisimos cambiar está en manos de otras corrientes que no tienen intención de mejorarlo, y estas corrientes tienen la actúan con la venia del abandono de nuestra misión.

      Cristo nos necesita, el mundo nos necesita, miles de jóvenes nos necesitan y nosotros miramos el mundo desde una ventana pasmados y escandalizados por todo lo que sucede, rasgando nuestras vestiduras por las barbaridades que se cometen en estos días o haciendo berrinches en las calles; y amigos míos, esa no es la forma de cambiar nada...
      Hay que ser como la levadura, actuar desde adentro del pan, no como mero espectador...
      Creo que ha llegado la hora de empezar, de prepararse para la misión y de actuar...la oración sin acción se vuelve estéril....

      A mis amigos, a todos los que se sienten llamados por Cristo, preparense... la hora a llegado y no sabemos cuanto tiempo tenemos para hacerlo...

      Fuimos llamados a servir a Dios... y por nuestros nombres...

      Dios los bendiga...

More from chochoman_8

  1. 16chochoman_8
  2. 13chochoman_8
  3. 13chochoman_8
  4. 9chochoman_8
  5. 3chochoman_8
  6. 16chochoman_8
  7. 5chochoman_8
  8. 20chochoman_8
  9. 14chochoman_8
  10. 21chochoman_8
  11. 9chochoman_8
  12. 26chochoman_8
  13. 24chochoman_8
  14. 30chochoman_8
  15. 9chochoman_8
  16. 19chochoman_8
  17. 27chochoman_8