20th Aug 2009

  1. Sign in
    1. Hay pulsaciones que empiezan con una brisa discreta, con olor a mar, como aquellos días en los que te sentabas en el muelle de piedra, y pensabas que todo esto era algo más que increíble.

      Comienzas con fuego, luego con humo, y terminabas con un suspiro, callado, respetando el sonido infranqueable de las olas, y no podías evitar sentir que todo era parte de algo más grande, y así, empezabas de nuevo con fuego, y luego humo.

      Nadie te mira, y hace un buen tiempo que piensas en tocar el agua, pero no te atreves, pues piensas que es suficiente con las gotas que salpican en tu mejilla, pero muy adentro, no tienes la menor duda, que lo que es suficiente, es el miedo. Y te paraliza.

      Entonces reparas en tu vida, en tus días, en tus momentos, y cada pedazo que arma un recuerdo. Caes en cuenta que estás perdiendo absolutamente todo, y que así como el agua del mar, pasaste tus días caminando lejos de los momentos que pudieron hacer de hoy un día mas brillante.

      Sientes una fuerza renovada, un real deseo de cambiar, de modificar por lo menos un poco, un poco esta historia repetida, que no tiene otro final, y solo parece adormecer todo aquello que fue creado por algo que nunca pensó en ti, pero que si escucha, definitivamente escucha.

      Mojas tus manos, recoges una piedra, y te sientes mas despierto que nunca, contienes ahora un mar interno, pues te asombras ante la idea que modificar tu realidad nunca estuvo lejos. Eres dios de tus días, eres creador de tu tiempo, Dueño de tus historias.

      Y sonríes pues, finalmente decides por escribir de nuevo, por caminar, por sonreír, por hablar, por caer, por buscar, por vivir.

      El problema con el universo que te rodea, es que te hizo creer que algún día una aventura eterna empezaría, y que envejecerías con suficientes tesoros y momentos para dormir tranquilo, en el sueño eterno.

      Nadie lo admite pero, no existen libros con tu destino, y tu elección, a cada momento es un trazo de tinta, que va formando palabra por palabra tu vida. Y yo espero sinceramente que diga algo más que



      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.
      Aquí existió alguien, pero no vivió.

More from collapsethelight

  1. 13collapsethelight
  2. 10collapsethelight
  3. 1collapsethelight
  4. 22collapsethelight
  5. 21collapsethelight
  6. 13collapsethelight
  7. 8collapsethelight
  8. 26collapsethelight
  9. 18collapsethelight
  10. 23collapsethelight
  11. 24collapsethelight
  12. 23collapsethelight
  13. 8collapsethelight
  14. 5collapsethelight
  15. 31collapsethelight
  16. 26collapsethelight
  17. 6collapsethelight
  18. 30collapsethelight
  19. 25collapsethelight
  20. 14collapsethelight
  21. 24collapsethelight
  22. 16collapsethelight
  23. 12collapsethelight