24th Jan 2010

  1. Sign in
    1. En las tradiciones y leyendas hebreas, cristianas y árabes se menciona que Dios muestra la aceptación del sacrificio de Abel enviando fuego que lo consume como en 1R 18,38. Caín al instante resolvió matar a su hermano, pensando que éste le suplantaría,como Jacob hizo con Esaú más tarde; o porque pensó que el linaje de Abel tendría el honor de aplastar la cabeza de la serpiente (Gn 3 ,15.-Hummelauer, Curs. Com. S. Sac.). San Jerónimo (Com. in Ezech., VIII, xxvii, no. 316), siguiendo la tradición judía, presenta la llanura de Damasco como el lugar de la escena del crimen, y además, interpreta el nombre de la ciudad sanguinem bibens (bebedor de sangre). Una leyenda citada y aprobada por el Rev. S. Baring-Gould (Legends of the Old-Testament Characters) sitúa la escena a unos novecientos metros de Hebrón; sin embargo, no existe tal tradición local en las cercanías de Hebrón. La ciudad de Damasco referida es ciertamente la ciudad Siria. El Corán (Sura v, 30, etc.) concuerda con la Biblia en los datos principales sobre los sacrificios y muerte, pero añade la leyenda de que Dios envió un cuervo que enseña a Caín cómo enterrar a su hermano escarbando en la tierra. Según la tradición judía, el cuervo enseñó a Adán y Eva cómo enterrar a su hijo, y Dios recompensó al cuervo concediéndole tres cosas: (1) la protección de sus crías,(2) comida abundante (3) la petición por la lluvia sería otorgada (Pirke Rab: Eliezer, XXI). Abel es frecuentemente mencionado en el Nuevo Testamento. Su vida pastoral, su sacrificio, su santidad, su trágica muertehacen de él una sorprendente figura de nuestro Divino Salvador. 1Jn 3,12 hace alusión a sus justas obras; el mismo Cristo le canoniza (Mt 23, 34. 35) como el primero de una larga línea de profetas martirizados por causa de la justicia. El no profetizó por medio de la palabra, sino por medio de su sacrificio, del que conoció por revelación su significado simbólico (Vigouroux); y también por su muerte (De Civ. Dei, XV, xviii). En Hb 12, 24, se menciona su muerte, y se muestra el contraste entre su sangre y la de Cristo. Este no invita a la venganza, sino a la compasión y al perdón. Abel, aunque muerto, habló (Hb 11, 4), Deo per merita, hominibus per exemplum (Piconjo), i.e. a Dios por sus méritos, a los hombres por su ejemplo. Para una interpretación rabínica del plural de la palabra hebreaque significa "sangres", en Gn 4,10, ver Mishna San., IV, 5, donde se refiere a Abel y a su semilla. Los Padres le tienen entre los mártires. Martyrium dedicavit (St. Aug., op. cit., VI, xxvii); El Crisóstomo le asocia con San Juan el Bautista (Adv. Judaeos, viii, 8); Otros hablan de él en términos parecidos. En la Iglesia occidental, sin embargo, no se le presenta en los martirologios hasta el siglo X (Encyci. théol., s.v.). En el canon de la Misa, su sacrificio se menciona junto a los de Melquisedec y Abraham, y su nombre está a la cabeza de la lista de los santos invocados para ayudar a los moribundos. Las consideraciones de la crítica más radical pueden ser resumidas con las palabras de Cheyne: "El relato de Can y Abel es una temprana leyenda israelita conservada por Jporque contiene cierto inters tendencioso" (Encyci. bib.s.v.). La interpretaci conservadora narraci se diferencia escuela crtica radical acepta trama como historia o por lo menos con bases históricas, mientras que aquella la considera sólo una de las leyendas del Génesis.

More from cuervo_kiefer

  1. 18cuervo_kiefer
  2. 17cuervo_kiefer
  3. 16cuervo_kiefer
  4. 15cuervo_kiefer
  5. 14cuervo_kiefer
  6. 13cuervo_kiefer
  7. 12cuervo_kiefer
  8. 11cuervo_kiefer
  9. 10cuervo_kiefer
  10. 9cuervo_kiefer
  11. 8cuervo_kiefer
  12. 7cuervo_kiefer
  13. 23cuervo_kiefer
  14. 22cuervo_kiefer
  15. 21cuervo_kiefer
  16. 20cuervo_kiefer
  17. 19cuervo_kiefer
  18. 18cuervo_kiefer
  19. 17cuervo_kiefer
  20. 16cuervo_kiefer
  21. 15cuervo_kiefer
  22. 14cuervo_kiefer
  23. 13cuervo_kiefer