25th Jan 2008

  1. Sign in
    1. Humilde y bienaventurada "Madrecita"
      protectora de la vida y del cuerpo,
      de rodillas, los promesantes del mundo,
      te imploran sus esperanzados ruegos.

      Protégelos, haz que tus manos milagrosas,
      arranquen de cuajo el voraz infierno,
      que carcomen sin piedad nuestras entrañas,
      de nuestro débil y enfermizo cuerpo.

      No olvides Madre a tus fieles siervos, pide,
      al Señor su gracia y salva tus enfermos,
      que elevan sus plegarias a viva voz,
      para que les escuches, sus oraciones y ruegos.

      Dios infinito en las alturas,
      Jesús en nuestro interior,
      María Auxiliadora en el alma,
      La Difunta Correa en el corazón.

More from deolinda_antonia

  1. 23deolinda_antonia
  2. 31deolinda_antonia
  3. 24deolinda_antonia
  4. 23deolinda_antonia