18th Dec 2007

  1. Sign in
    1. Mariscal August von Mackensen (1849-1945)
      Fotografiado en 1915 en uniforme de gala del 2º Regimiento de Húsares de la Guardia

      Durante la Primera Guerra Mundial, la caballería apenas participaba ya en la estática y mecanizada trituradora "industrial" de carne humana que era la guerra de trincheras del Frente Occidental; pero la situación era muy diferente en los grandes espacios del Este. Allí se distinguieron por su bravura en el combate las unidades más temidas de la caballería alemana: el 1º y el 2º Regimientos de Húsares de la Guardia, llamados "Húsares de la Muerte" por el símbolo que los distinguía (la Totenkopf, "calavera")... y también, naturalmente, por hacer honor a ese símbolo con su ferocidad en la batalla.

      El origen de los "Húsares de la Muerte" se remonta al siglo XVIII, a los mismos inicios de la gloriosa tradición militar prusiana; desde su creación en 1741, los Húsares de la Guardia vistieron uniformes negros (lo que hizo que fueran conocidos también como "Húsares Negros", denominación igualmente fúnebre). Se distinguieron en las guerras napoleónicas y posteriormente en la inmortal victoria de 1870 sobre los franceses; durante ésta última sirvió como voluntario en el 2º Regimiento de Húsares el joven August von Mackensen, cuyos méritos en combate le valieron el ascenso a teniente.

      La carrera militar de Mackensen fue progresando hasta convertirse en general, grado que ostentaba al comenzar la Guerra del 14; pero, a pesar de comandar (con notable éxito) grandes ejércitos de todas las armas, siempre se consideró, con orgullo, soldado de caballería (en 1941, con una salud envidiable para sus 92 años, asistió con su uniforme de "Húsar Negro" al funeral del depuesto káiser Guillermo II, a quien Mackensen guardó siempre devota fidelidad). Mackensen participó al mando de distintos ejércitos en las campañas contra los rusos de 1914 y 1915, colaborando en la defensa de Prusia Oriental, en la conquista de la Polonia rusa y en la recuperación de Galitzia, que los austríacos habían perdido ante las hordas zaristas; pero sus grandes momentos de gloria llegarían a partir de octubre de 1915, cuando recibió el mando supremo de los ejércitos austro-alemanes que iban a marchar contra Serbia.

      Mackensen logró al fin derrotar al pequeño pero aguerrido ejército serbio, que había tenido en jaque a los austríacos durante más de un año. Además, en esa campaña demostró no sólo ser muy buen comandante, sino también un soldado honorable; tras la toma de Belgrado, y admirado por la heroica resistencia del ejército serbio frente a la gran superioridad de las armas germánicas, ordenó erigir un monumento a los soldados serbios caídos en la defensa de su capital.

      En agosto de 1916 Rumanía se decidió finalmente a unirse a los rusos. Eran los momentos de mayor éxito de la "Ofensiva Brusilov" (http://www.fotolog.com/heinzguderian/10913290), luego abortada, y los buitres rumanos, creyendo segura e inminente la derrota austro-húngara y la invasión rusa de Hungría, se abalanzaron sobre la presa que codiciaban: Transilvania. Sin embargo, se encontraron con la desastrosa derrota que merecían; detenido su avance en las alturas de los Cárpatos por la tenaz resistencia magiar, una devastadora contraofensiva austro-alemana barrió al miserable (en todos los sentidos) ejército rumano y completó en pocos meses la conquista de casi toda Rumanía. Mackensen, que había dirigido brillantemente a uno de los ejércitos en campaña, recibió de Guillermo II el bastón de mariscal y la más alta condecoración que el rey de Prusia podía conceder, la Schwarzer Adler ("Águila Negra"); fue el momento culminante de su carrera.

      Al pensar en los ejércitos alemanes de las Guerras Mundiales, lo primero que viene a la mente es su modernidad, el excelente equipamiento y las innovaciones tácticas que otorgaron a Alemania un indiscutible liderazgo en el plano militar (fue necesaria la unión de todas las demás "potencias" para derrotarla); pero también la tradición y el romanticismo tenían un lugar, y no secundario, en las mejores fuerzas armadas del mundo: la tradición y el romanticismo de la caballería prusiana, de los temibles "Húsares de la Muerte".

More from heinzguderian

  1. 12heinzguderian
  2. 12heinzguderian
  3. 6heinzguderian
  4. 3heinzguderian
  5. 20heinzguderian
  6. 18heinzguderian
  7. 11heinzguderian
  8. 29heinzguderian
  9. 19heinzguderian
  10. 24heinzguderian
  11. 31heinzguderian
  12. 23heinzguderian
  13. 12heinzguderian
  14. 3heinzguderian
  15. 2heinzguderian
  16. 28heinzguderian
  17. 20heinzguderian
  18. 17heinzguderian
  19. 15heinzguderian
  20. 14heinzguderian
  21. 6heinzguderian
  22. 31heinzguderian
  23. 30heinzguderian