1st Mar 2009

  1. Sign in
    1. Los Pioneros Hacia 1798 en el talar del Arroyo Largo, hoy Arroyo Urquiza, tenía su gran estancia Don José Duval; primitivo colonizador de la zona sobre el río Uruguay. En ese año como socio y administrador llegó don Josef de Urquiza con su mujer Cándida García y sus primeros 4 hijos. La actividad ganadera era la principal. Tenían a su cargo una gran peonada y la propiedad de 30 esclavos, lo que por sí representaba un gran capital. En tal año, dada la población mas las dificultades de traslado hasta la villa de la Concepción, solicitan la erección de una capilla para cumplir con los preceptos cristianos. Expediente de por medio la iglesia accedió a tal pedido. Establecida la capilla, el establecimiento ganadero cobró mayor importancia. Pasadas las primeras dificultades y afincados en el lugar vieron llegar el nuevo siglo. Nace un notable El 18 de Octubre de 1801 Don Josef de Urquiza y Alzaga y su mujer, ven nacer su 7º hijo a quien llaman Justo José, quien años después sería el organizador de la nación y promotor del desarrollo de esta región . Los años pasan, sobreviene la Revolución de Mayo, el caudillismo, las luchas internas. El talar del Arroyo Largo y sus moradores ven pasar los acontecimientos. La provincia comienza a cobrar importancia. En 1842 Urquiza es nombrado gobernador y comienza su obra colonizadora. Pero recién en 1857 con la fundación de la colonia San José el viejo talar es nuevamente el escenario de hechos trascendentes. La colonización Los primeros contingentes europeos de colonizadores llegaron un 1º de Julio de 1857; afincándose en la entonces llamada Calera de Barquín y fundando la colonia San José, primera en la colonización regional. El grupo estaba formado por unas 600; personas, suizos franceses, suizos alemanes, piamonteses y saboyanos. Dos años mas tarde y hasta 1861, por nuevas gestiones de Urquiza la población se incrementó en unas 2000 personas más. De allí en más desde este polo colonizador comenzaron a surgir otros asentamientos; así nacieron: la ciudad de Colón como puerto y salida al Río Uruguay en el año 1863, colonia Hughes, muy próxima a las Ruinas del Viejo Molino en 1871, 1º de Mayo en 1881 y Villa Elisa algunos años mas tarde. El tiempo transcurre y los acontecimientos se desarrollaban, el viejo talar del arroyo Urquiza no podía estar ajeno a dichos sucesos, menos aun tan cerca de ellos. Entonces es cuando hacen su aparición nuestros personajes. La Grandeza Próspero y Alfonso, los hermanos Maury, (suizos franceses), se afincaron a la vera de este arroyo y comenzaron su infatigable y monumental obra, la construcción del molino. Año 1884, el éxito había coronado la empresa, el arroyo había sido embalsado, la maquinaria funcionaba y los primeros granos de trigo eran transformados en harina. Una de las mas grandes obras de ingeniería hidráulica del momento había sido puesta en marcha. La naturaleza ha contribuido, el caudal del arroyo es propicio y el terreno también. Una nueva etapa ha comenzado, el coloso se yergue como un desafío en la inconmensurable armonía de lo natural. Su chirriar de engranajes, el ir y venir de sus moradores, y el imponente lago que ha sido formado no concuerdan con su aspecto anterior. Hacia uno de sus lados, el poniente, la gran muralla contenía los embates de la arrolladora fuerza del agua. Hacia el este se divisaban las compuertas con sus pilares de roca que regulaban la altura de dicho lago. Tenían el lago que abastecería la energía, las compuertas que lo regularían y, el molino para procesar el grano… Entonces socavaron hacia el norte del edificio el gran túnel colector con sus pilares y su registro de entrada dentro del mismo, el foso de la turbina con su caída de 5 metros sobre la misma. Y desde allí por detrás de la muralla el túnel de salida. Todo ello parecía la yugular del gran gigante, el agua impulsada con fuerza por la presión del lago se introducía por el túnel colector y en su caída al foso sobre los álabes de la turbina, daba vida al eje central y este por medio de poleas y engranajes ponía en marcha la maquinaria, con una potencia de 20 H.P. Rodeando el gran patio central levantaron los depósitos, viviendas y demás dependencias del complejo. En 1888 se instala un teléfono en el molino por la compañía “La Uruguaya”, primera en Concepción del Uruguay. El Desafío era cuantioso, los embates de la naturaleza, indomable y caprichosa, cobraban su precio. Las grandes lluvias desbordaban todos los cálculos previstos y echaban por tierra aquel intento. La Decepción Agobiados por los inconvenientes, los Maury en Abril de 1898 venden el molino al Dr. Fraga. Publicaciones de la época dan cuenta de arreglos y mejoras, pero no de actividad alguna. En 1907 y, casi tras diez años de inactividad el Dr. Fraga lo vende a Quintin Fuseo. La nueva sangre en sus venas pone en marcha una vez mas al gigante. Como nexo entre la grandeza y el esplendor, ese fue el paso de Fuseo por estos lares…

More from horacior

  1. 13horacior
  2. 1horacior
  3. 30horacior
  4. 28horacior
  5. 26horacior
  6. 24horacior
  7. 23horacior
  8. 22horacior
  9. 21horacior
  10. 20horacior
  11. 19horacior
  12. 17horacior
  13. 28horacior
  14. 27horacior
  15. 26horacior
  16. 25horacior
  17. 24horacior
  18. 23horacior
  19. 22horacior
  20. 21horacior
  21. 20horacior
  22. 19horacior