15th Nov 2009

  1. Sign in
    1. HOLAAAAAAAAAAAAAA.... PERDOOOONN!!! PERDON... NO SE MERECEN LO QUE HICE, LO SE MUY BIEN, PERO SON MOTIVOS SERIOS... BUENO AHORA ESPERO COMPENSARLOS CON ESTE FLOR DE CAPITULO...

      Coloquen esta cancion cuando vean

      http://www.youtube.com/watch?v=osP05cpJKNM&feature=related

      Capítulo:49

      Carlisle POV:
      Me encontraba con Esme, mi novia, en el avión que se dirigía a Seattle, cuando una llamada me alteró. Rosalie nos habia llamado desesperada, pidiendo que volviera con urgencia, porque Mariana había perdido la conciencia.

      Mariana se despertó a la media hora de desmayarse. Nos dijo que sentía nauseas, que el olor a esmalte de uñas le había pegado muy fuere. Eso fue extraño, eso no pasa con los vampiros. Y si lo vemos desde su lado humano, ella jamás le paso eso anteriormente al oler el esmalte.
      Edward y yo tranquilizamos a la familia, estaba todo bien, nada grave pero en fin uno se pone nervioso ante estos misterios. Sobre todo Seth, quien estaba de los pelos.
      El día paso tranquilamente, toda la familia, y cuando digo familia me refiero tanto a los vampiro como a los lobos, se comporto de forma protectora con Mariana. Hasta que yo sentencié que era hora de dejarla tranquila con su novio. Y así fue. Ellos se fueron al cuarto de Mariana, y mientras Seth dormía, ella “dormitaba”, pues claro, ella no dormía exactamente en el sentido explicito de la palabra. Simplemente podía relajar sus músculos y soñar despierta.

      A la mañana del día domingo todos nos pasamos el día en el bosque. Excepto por Embry, que al parecer Jacob le había castigado por hablar sin pensar. Las chicas charlaban, y los chicos jugaban al Rugby, con una piedra, puesto que Emmett no tenia delicadeza con el pobre cuero de las pelotas, ya llevaban seis destrozadas en lo que iba de la mañana.

      Bianca POV:

      Todos estaban alegres, mirando jugar a los chicos, o jugando. Yo estaba con el grupo, pero solo físicamente, porque mi mente vagaba en mis pensamientos. Me lamentaba por el espectáculo vergonzoso del viernes en la noche ¿Como era posible que Bella me hubiera hecho caer así? O sea, ¿Tan inocente soy? Y ese era mi más grande problema, apenas tengo catorce años, y jamás he estado con un chico, ni me había fijado en ellos. Pero definitivamente Jake me movía el piso. Era muy difícil estar en forma de lobo y ocultar mis sentimientos, pero también era difícil hacerlo en mi forma humana.

      Era cuestión de que el nombre “Jacob” se pasara por mi mente para que mi corazón se desbocara, y por ende el de Jacob tamben, porque él me escuchaba y también se aceleraba el suyo, maldita imprimación, si no fuera por ella jamás me habría fijado en Jake ¿o si?
      Y allí estaba de nuevo, mi estúpido órgano bombeador de sangre, revoloteando como colibrí. Escuché algunas risas de fondo, malditos súper oídos. Fruncí el ceño hastiada de la situación. También pude oír el sonido mas bellos del mundo acelerarse, el corazón de Jake.

      —\tYa vuelvo chicos. —les dijo mi mejor amigo, acercándose a mi ,sonrojado, velozmente. —¿Vamos a caminar? —¿Cómo decirle que no a ese hombre?
      —\tClaro. —me tomó la mano y corrimos unos dos kilómetros. Luego nos sentamos en la grava llena de hojas viejas y caídas.
      —\t¿Por qué estas tan seria y apartada?
      —\tNo pasas nada por alto ¿verdad? —sonrió con la mirada triste.
      —\tNo... te presto más atención de la que podes llegar a imaginar.
      —\tBueno, no es nada grave ni serio, son mis simples debates internos. —le contesté.
      —\tMmm... confío en lo que dices, pero hay algo que te molesta, y quisiera resolverlo para ti.
      —\tOh... —me enterneció plenamente, lo abracé por su cintura, y caímos de espalda. —gracias, pero esto lo tengo que hacer sola. Son cosas que tengo que superar si quiero crecer.
      —\tQue madura... —me dijo en tono juguetón. —cuando te vuelvas vieja ¿me vas a decir que te ocurre? —siguió bromeando.
      —\tJa- Ja, mira quien habla el muchachote de... 92 años... ¿Quiere que le traiga los lentes abuelito? —le dije para picarlo.
      —\tAh... con que abuelito ¿no? Pues veamos quien es el abuelito...

      Me tomó de las caderas y me colgó en su hombro dejando caer la mitad de mi cuerpo por su espalda. Corrió tan velozmente que me dio vértigo, mientras tanto me hacía unas tortuosas cosquillas. Corrió, corrió y lo siguió haciendo... hasta que sentí que volábamos, y a mi nariz llegó el salado aroma del mar. Y la arena húmeda.

      —\t¡NO! —Grite cuando íbamos cayendo al agua.
      —\t¡SI! —me contradijo juguetón. Habíamos legado a La Push en menos de un minuto. —¿ves que rápido el abuelito?
      —\tOh... Jake —le dije quejándome. Estaba empapada, con mil confusiones en la cabeza, con miedo a ser rechazada por el amor de mi eterna vida, con bronca por el ridículo del viernes en la noche, con odio a mi misma por ser una cobarde, y la reciente perdida de mi madre, y mucho más —pero no tenías que mojarme a mi... malo. —le dije haciendo pucheritos, ya estaba que explotaba de la angustia silenciosa que acarreaba en mis hombros. E

More from icual_like_you

  1. 14icual_like_you
  2. 11icual_like_you
  3. 23icual_like_you
  4. 11icual_like_you
  5. 4icual_like_you
  6. 1icual_like_you
  7. 14icual_like_you
  8. 13icual_like_you
  9. 8icual_like_you
  10. 3icual_like_you
  11. 17icual_like_you
  12. 10icual_like_you
  13. 8icual_like_you
  14. 4icual_like_you
  15. 1icual_like_you
  16. 29icual_like_you
  17. 18icual_like_you
  18. 13icual_like_you
  19. 10icual_like_you
  20. 6icual_like_you
  21. 1icual_like_you
  22. 29icual_like_you