8th Sep 2005

  1. Sign in
    1. Hola de nuevo amigos, aquí estamos de nuevo en otro capítulo de esta serie "Fauna Ibérica". Hoy les voy a hablar de las viejez. Sí, el "equivalente" femenino a los viejez. Nótese que esas comillas no son en vano pués una viejez no se parece nada a un viejo desde el punto de vista que abordaremos. Y no quiero entrar en polémicas de hombres vs. mujeres. Tampoco lo quiero de ustedes. Simplemente trataré, fielmente, de relatar la verdad y los hechos estudiados.

      Bien sea porque las viejez no suelen ingestar vinos y las que lo hacen dan mala imagen o son marginadas por la propia sociedad no frecuentan esas cavernas de sociedad que son lo bares. Las viejez prefieren reunirse en centros sociales donde asisten a todo tipo de cursos para matar el tiempo o se reunen, si acaso, en casa de alguna de ellas donde cae un anisete. Está claro que la lacra social que arrastramos se ve, claramente, reflejada en este hecho. Así pués los viejez que vemos en el bar tienen a su esposa en casa pero aesta nunca la conoceremos ni nos hablrán de ella. Conducta harto extraña cuando siendo jóvenes tendemos a hablar de nuestra pareja (para bien o para mal) con el resto. El tiempo nos dirá por qué.

      El caso es que el contacto que las viejez tienen con el mundo exterior se reduce al supermercado, los ya comentados centros sociales y poco más. Así pués su caracter está muy lejos del de el mundano amable y alegre viejez de morapios. No es ninguna novedad ni nos extraña que una viejez trate de colarse en la cola del super, o que increpe a unos jovenes que se están pegando el filete en un parque o por unas malas pintas y así ad infinitum. Además si entramos en materia política, aunque han sido oprimidas, tienen su afinidad por la derecha. Ya digo que es una lacra social pero estas y otras cosas hacen de las viejez seres que evitamos a toda costa salvo familiares.

      Enlazando con estas últimas: ¿qué lleva a una viejez familiar (abuela, generalmente) a cebarnos como nos ceban y a derrochar amabilidad, aunque sea falsa y fingida? ¿Cómo consiguen esa doble personalidad: la abuelita cariñosa y la viejez amargante? Quizás tras años de "servir" en casa han generado un odio interno que palian con una amabilidad extrerna y eso lo han transmitido a venideras generaciones en su forma de ser. La verdad, a titulo personal, no creo que esta situación vaya a cambiar. Nuestras madres son mujeres que viven en cierta (o incierta) amargura porque llevan una vida lineal y monotona. Y saben que no va a cambiar lo cual les aprisiona aún más y les amarga aún más. Cualquiera que es hjio o hija lo sabe y lo vive. Siempre exigen más de lo que puedes dar para tener algo que echarte en cara. Digamos que siguen esta linea:

      - no estudias/suspendes: ponte a estudiar y deja de hacer el vago.
      - estudias/apruebas: sí, pero podías ponerte a trabajar como el hijo de...
      - estudias/apruebas y trabajas: estas todo el dia gastando el dinero, no ahorras.
      - estudias/apruebas, trabajas, ahorras: vaya camiseta que te has comprado, con los años que tienes ya deberias vestir de otra manera.

      Es un ejemplo bastante personal pero más o menos es lo que hay. Siempre exigirán algo más de lo que hagas, porque el día que dejen de exigir sentirán que han perdido la batalla (que ellas se han inventado) por el control. Ya que no han controlado su vida quieren controlar la de otros. Control, control.

      Así acaban las viejez, amargadas, porque en algún momento esa salida de frustraciones que eran los hijos se rompe: el hijo se emancipa, se va de casa, es independiente y no necesita de su madre ni existe el yugo. Así pués, al viejez vive amargada y acaba haciendo lo único que le queda: hablar mal del mundo entero, marujear en el barrio y poco más. Triste pero cieto.

      Bien, esto ha sido todo por hoy. Mañana volveremos (espero) con más disecciones sociales. Hasta entonces, amigos, besos y abrazos.




      (foto: archivo)

More from la_fauna_iberica

  1. 29la_fauna_iberica
  2. 24la_fauna_iberica
  3. 16la_fauna_iberica
  4. 7la_fauna_iberica