14th Sep 2017

  1. Sign in
    1. El amor precede al conocimiento, y este mata a aquel. Nihil volitum quin praecognitum (nada se puede querer si antes no se conoce), me enseñó el padre Zaramillo, pero yo he llegado a la conclusión contraria y es que nihil cognitum quin praevolitum (nada puede conocerse si antes no se ha querido). Conocer es perdonar, dicen. No, perdonar es conocer. Primero el amor, el conocimiento después. Pero ¿cómo no vi que me daba mate al descubierto? Y para amar algo, ¿qué basta? ¡Vislumbrarlo! El vislumbre; he aquí la intuición amorosa, el vislumbre en la niebla. Luego viene el precisarse, la visión perfecta, el resolverse la niebla en gotas de agua o en granizo, o en nieve, o en piedra. La ciencia es una pedrea. ¡No, no, niebla, niebla! ¡Quién fuera águila para pasearse por los senos de las nubes! Y ver al sol a través de ellas, como lumbre nebulosa también.

      Niebla
      Unamuno

More from mr_dkdnt

  1. 23mr_dkdnt
  2. 23mr_dkdnt
  3. 14mr_dkdnt
  4. 11mr_dkdnt
  5. 11mr_dkdnt
  6. 31mr_dkdnt
  7. 26mr_dkdnt
  8. 18mr_dkdnt
  9. 11mr_dkdnt
  10. 5mr_dkdnt
  11. 5mr_dkdnt
  12. 5mr_dkdnt
  13. 13mr_dkdnt
  14. 17mr_dkdnt
  15. 5mr_dkdnt
  16. 1mr_dkdnt
  17. 30mr_dkdnt
  18. 25mr_dkdnt
  19. 24mr_dkdnt
  20. 16mr_dkdnt
  21. 15mr_dkdnt
  22. 11mr_dkdnt
  23. 8mr_dkdnt