9th Jan 2018

  1. Sign in
    1. Tenemos que darnos a nosotros mismos nuestras pruebas de que estamos destinados a la independencia y al mando; y hacer esto a tiempo. No debernos eludir nuestras pruebas, a pesar de que acaso sean ellas el juego más peligroso que quepa jugar y sean, en última instancia, sólo pruebas que exhibimos ante nosotros mismos como testigos, y ante ningún otro juez. No quedar adheridos a ninguna persona: aunque sea la más amada, – toda persona es una cárcel, y también un rincón. No quedar adheridos a ninguna patria: aunque sea la que más sufra y la más necesitada de ayuda, – menos difícil resulta desvincular nuestro corazón de una patria victoriosa.

      No quedar adheridos a nuestro propio desasimiento, a aquella voluptuosa lejanía y extranjería del pájaro que huye cada vez más lejos hacia la altura, a fin de ver cada vez más cosas por debajo de sí: – peligro del que vuela. No quedar adheridos a nuestras virtudes ni convertirnos, en cuanto totalidad, en víctima de cualquiera de nuestras singularidades, por ejemplo de nuestra «hospitalidad»: ése es el peligro de los peligros para las almas de elevado linaje y ricas, las cuales se tratan a sí mismas con prodigalidad, casi con indiferencia, y llevan tan lejos la virtud de la liberalidad que la convierten en un vicio. Hay que saber reservarse: ésta es la más fuerte prueba de independencia.



      Más allá del bien y del mal
      F. Nietzsche

More from mr_dkdnt

  1. 23mr_dkdnt
  2. 23mr_dkdnt
  3. 14mr_dkdnt
  4. 11mr_dkdnt
  5. 11mr_dkdnt
  6. 31mr_dkdnt
  7. 26mr_dkdnt
  8. 18mr_dkdnt
  9. 11mr_dkdnt
  10. 5mr_dkdnt
  11. 5mr_dkdnt
  12. 5mr_dkdnt
  13. 6mr_dkdnt
  14. 4mr_dkdnt
  15. 27mr_dkdnt
  16. 25mr_dkdnt
  17. 14mr_dkdnt
  18. 13mr_dkdnt
  19. 8mr_dkdnt
  20. 7mr_dkdnt
  21. 28mr_dkdnt
  22. 17mr_dkdnt
  23. 3mr_dkdnt