23rd Nov 2007

  1. Sign in
    1. Hoy inauguramos una serie de capitulos no consecutivos sobre el tantra.

      Supongo que algunos abreis oido algo sobre el tema y tendreis el concepto de "si, eso de follar un monton de tiempo sin correrse".
      Pues bien, si de verdad os interesa el tema, descubrireis que es mucho más que un simple acto sexual.
      Una actitud vital, de comunión de apertura amorosa y espiritual.
      Si resulta muy coñazo este texto en proximas entregas intentaremos hacerlo más simple.
      A ver que os parece:

      Para el Tantra la vida es un juego, un deleite, un océano de placer. Y por ello, nos ayuda a que experimentemos el placer constantemente. Como decía Shakespeare: "Ningún minuto de tu vida debería pasarse sin que sientas algún placer". Comenzando con el placer de estar vivo y celebrarlo. Descubrir la capacidad de percibir las pequeñas grandes cosas de la vida.

      Trata de inducir al individuo para que se libere de cualquier esclavitud y represión psico-emocional, y sea él mismo, desde el ser interior, no desde la personalidad falsa, el ego.
      Hay dos formas de vivir, o estamos conectados a la vida, positivos, en conexión con el universo, la naturaleza y la Tierra y, por ende, el amor y la visión luminosa de la vida, o por el contrario vivir como víctimas, solitarios, desconectados de la vida, peleando con las vivencias en vez de aprender. O se vive conectado o no. Si estás conectado, tendrás la sensación que todo sucede con la mano invisible de algo que está en todo momento apoyando para que evolucionemos. Si no conectas tu energía de vida a la Vida, tendrás problemas, desconexión y sentimiento de separación.

      Los Tantras enseñan que ningún templo supera en santidad al “Templo del Cuerpo”. El templo corporal debe mantenerse limpio, sano, y en armonía, debido al respeto que nos merece la divinidad que habita en su interior. Hay que proporcionar goce y no escatimar ningún esfuerzo para asegurar al templo de la divinidad una satisfacción completa. Una pareja unida en la devoción mutua puede experimentar su verdadera naturaleza como dios y diosa. Shakti, o energía creativa, es el poder de crear, el poder sensual, y la energía que resulta del placer sexual, esta vinculada a la mujer. Existe una “mujer interior” tanto en los hombres como en las mujeres, y se manifiesta en forma de la energía sexual. Implica una cualidad natural bisexual en todos los seres humanos, que reconoce el intercambio de papeles del hombre y la mujer durante las prácticas del amor, honrando tanto al principio femenino como al masculino.

      Para la doctrina tántrica todas las fuerzas que existen en el universo tienen su contrapartida energética femenina. El poder siempre está referido a Shiva, la conciencia que todo lo gobierna y la fuerza como Shakti, como la energía que todo lo genera y conduce. De Shiva todo se origina, todos provienen de Él y todos retornan a Él. Todo lo que existe es una manifestación de Shiva. Todo lo que existe es Shiva. Todo está sustentado por Shiva. A la naturaleza esencial de la mente se le llama Shiva. La fuerza y el poder, la mente y el pensamiento se llaman Shakti. Shiva es lo masculino de la existencia y Shakti lo femenino de la misma.

      Toda mujer es una manifestación plena de Shakti y el Tantra considera que tiene las llaves de la emancipación. El Mahanirvana Tantra considera a la mujer un ser sagrado por el mero nacimiento como tal: “Toda mujer es imagen tuya shakti. Tú resides oculta en las formas de todas las mujeres del mundo... Sed respetuosos con las mujeres, pues todas ellas nacen de la familia de la Madre Divina. No se las debe castigar en lo más mínimo, aun cuando hayan errado. Sus excelencias, no sus fallos, deben ser tenidas en consideración preferentemente”

      Shiva, o el principio masculino exaltado, también se encuentra tanto dentro del hombre como de la mujer. Es el principio divino inmortal, su símbolo es el falo erecto, o lingam, el gran espíritu en estado de excitación. Shakti se arremolina alrededor de la erección cósmica de Shiva como un océano de interminable sensación. Si consideramos que nuestro compañero o compañera es la encarnación de lo trascendental, algo más profundo de su naturaleza esencialmente divina, más allá de los límites conocidos, entramos en la experiencia de la trascendencia en nuestras relaciones. El dios Shiva, preguntado por su amante esposa, dice que el poder primordial del sexo que nos dio la existencia nos conducirá a la Liberación.

More from nfumu_ngui

  1. 5nfumu_ngui
  2. 3nfumu_ngui
  3. 31nfumu_ngui
  4. 11nfumu_ngui
  5. 5nfumu_ngui
  6. 3nfumu_ngui
  7. 2nfumu_ngui
  8. 29nfumu_ngui
  9. 28nfumu_ngui
  10. 18nfumu_ngui
  11. 17nfumu_ngui
  12. 15nfumu_ngui
  13. 21nfumu_ngui
  14. 17nfumu_ngui
  15. 13nfumu_ngui
  16. 12nfumu_ngui
  17. 11nfumu_ngui
  18. 9nfumu_ngui
  19. 8nfumu_ngui
  20. 7nfumu_ngui
  21. 6nfumu_ngui
  22. 1nfumu_ngui
  23. 30nfumu_ngui