11th Oct 2011

  1. Sign in
    1. Chicas este es un fotolog para subir distintas novelas adaptadas de One Direction, depende de los comentarios voy a ir subiendo capítulos en cada una :D espero que les guste y valoren mi esfuerzo en adaptar novelas por ustedes cada chico tiene su propio fotolog menos Louis que será la novela que subiré en este fotolog esa es la razón C: ... Disfrútenlas :D y aquí les dejo el primer capítulo de MUY LEJOS la novela del Hermoso Louis ♥


      ______________________________________________________________________


      El viaje desde mi ciudad natal, Nottingham, Inglaterra, hasta el hogar de mi cuñado en Louisiana, Estados Unidos, era bastante largo. Ya sólo quedaban quince minutos para aterrizar, y lo único que quería era ver a mi querida hermana mayor, que se casaba en dos días.

      —Mamá —la zarandeé por el hombro con suavidad para despertarla—, despierta, ya vamos llegando —susurré. Lauren comenzó a abrir los ojos con dificultad y bostezó.
      — ¿He dormido mucho rato? —rió.
      —Todo el viaje —respondió mi padre, Andrew, quien se encontraba al otro lado de mi madre.

      Después de descender del avión e ir a buscar nuestras maletas, salimos y de inmediato pude advertir la alta figura de mi cuñado Sean Goldman, que alzaba la mano para llamar nuestra atención. Alyson Carrick, mi hermana, se encontraba ahí también, con aquel rubio cabello reluciendo. Mi pelo era más oscuro que el de ella, pero teníamos los mismos ojos azules, heredados de nuestra madre. Nos dirigimos rápidamente hacia ellos, y dejé mi maleta tirada para ir a abrazar a mi hermana.

      — ¡_____! —exclamó ella mientras me apretaba con fuerzas contra su pecho.
      — ¡Alyson! —la saludé yo por mi parte mientras la abrazaba.

      Luego ella saludó a mis padres y abuelos, y yo a Sean.

      — ¿Cómo estás, enana? —saludó molestándome como siempre mientras me abrazaba.
      —Ya te lo he dicho, yo no soy enana. Tú eres el gigante.

      Llegamos a Dinapple, una pequeña ciudad situada a la costa de Luisiana en pocos minutos. Los padres de Sean eran muy dulces y amables, igual que él. Nos recibieron excelentemente, de la misma manera que habían sido la única vez que yo había estado ahí con anterioridad.

      —Siempre es un gusto verte, _____ —me abrazó el señor Goldman.
      —Igualmente —sonreí.


      — ¡Muéstramelo! —le exigí a Aly cuando por fin estuvimos solas.
      —Sí, sí, espera —pidió mientras sacaba una gigantesca caja del armario de la habitación que me habían preparado y la ponía en la cama—. Chan, chan —dijo mientras le sacaba la tapa y dejaba al descubierto una parte del vestido. Lo sacó cuidadosamente para poder mostrármelo entero y lo dejó encima de la cama para que pudiera admirarlo. Era de un color perla precioso, sin hombros ni tirantes, con pequeños adornos brillantes en toda la parte delantera, y caía en una pavorosa tela.
      — ¡Es hermoso! —exclamé mientras me acercaba para examinarlo mejor.
      —¿De verdad te gusta?
      —¡Claro que sí, Aly! —le aseguré y nos abrazamos, comenzando a dar pequeños saltitos de alegría.

      Alyson tenía 25 años, Era como mi mejor amiga, mi confidente, la persona que yo más quería en el mundo, y se estaba casando con el hombre perfecto para ella. Sean era todo lo que alguien podría pedir, y se amaban a más no poder. Él siempre la miraba con unos ojos repletos de alegría, de emoción, de desenfrenado amor, y yo soñaba con que alguien me mirara alguna vez de esa manera. Estaban hechos el uno para el otro: eran la pareja perfecta. Se conocieron en Londres, hacía ya cuatro años. Lo único que no me gustaba de él era que me había arrebatado a mi más fiel amiga, ya que habían decidido vivir en América, una decisión que yo aún no lograba aceptar del todo, pero a la cual nunca me había opuesto abiertamente.


      Me sentía orgullosa de que Aly me hubiera elegido como su testigo en el matrimonio civil. La pequeña ceremonia no fue larga, y mamá, mi hermana y yo nos pasamos toda la tarde repasando hasta el más mínimo detalle para el día siguiente.


      —Te ves hermosa —dije emocionada cuando Alyson ya estaba completamente lista, con su vestido puesto, peinada y maquillada—. Qué suertudo es Sean.
      —¡El carro ya llegó! —exclamó alguien desde fuera de la habitación.
      —Ya debes irte —apunté.
      —Sí, lo sé, pero quiero decirte algo antes, ____. Quiero darte las gracias por ayudarme con todo esto, y por… todo. Eres mi angelito, y que ahora me esté casando no significa que dejaremos de ser las mejores hermanas de todo el mundo —sonrió y me abrazó. Se me hizo un nudo en la garganta—. Nunca olvides que te amo, hermanita.
      —Yo también te amo, siempre —dije con dificultad.









      ABAJO MÁS :D