7th Aug 2008

  1. Sign in
    1. 26 de mayo de 1980, Isabel Pantoja estaba en las fiestas de Jerez de la Frontera y en el vestíbulo del hotel Jerez la invitaron a conocer y felicitar al famoso torero Francisco Rivera, ‘Paquirri’, uno de los más bravos y atractivos de España, y al parecer hubo un flechazo entre ellos. La boda entre la artista y el torero se demoró tres años, pero al fin se celebró el 30 abril de 1983 en Sevilla, y fue ‘la boda del año’, donde miles de sevillanos aplaudieron la llegada de los populares novios en coches de caballo. Isabel pasó ese verano de 1983 cantando por toda España, feliz y coincidiendo con su marido en algunos pueblos donde él toreaba por la tarde y ella actuaba por las noches, aunque jamás iba a las plazas a verlo torear. Su hijo Francisco José nació en febrero de 1984 y la pareja parecía muy dichosa; pero pocos meses más tarde comenzó la gran tragedia, cuando ocurrió la muerte de ‘Paquirri’ el 26 de septiembre de 1984, a consecuencia de una fatal cornada. Lo peor de todo es que ‘Paquirri’ toreaba la última corrida de su temporada en España y al día siguiente marchaba con Isabel a torear en Venezuela. Pero un toro llamado ‘Avispado’ lo corneó mortalmente, y las imágenes televisivas del torero en la enfermería, pidiendo tranquilidad y serenidad al cirujano y a todos los presentes, dieron la vuelta al mundo. El mundo vio en directo, igual que en trágicos vídeos y fotos, los últimos momentos del torero y cómo se desangraba sin que nadie pudiera salvarlo. Fue una tragedia espantosa que convirtió a una desconsolada Isabel en la viuda de España, y madre y padre de un hijo pequeño. Era mi vida él Que nadie piense en mí, soy diferente hoy, aquel que me llenó la vida ya no vive aquí. La voz que me cantó al oído ya se marchitó y el sol de su mirada ya se fué. Que nadie piense en mí que nada cambiará. Volver a comenzar es imposible. Se me apagó la voz aquella tarde y no me queda nada que decir. Tan sólo recordar que un día fui volcán entre sus brazos, que me llenó de amor y puso mil caricias en mis manos. Pero todo acabó, ya todo terminó y quedan mil heridas en el alma. Era mi vida él, mi primavera él y mi mañana, mi cielo siempre azul, mi corazón, mi gozo y mi palabra. Y un día se marchó y todo terminó y me dejó esperando en la ventana. Que nadie piense en mí, soy diferente hoy, aquel que compartió mis sueños ya no vive aquí. Crecieron alas en su alma y se echó a volar y nunca más ha vuelto por aquí. Que nadie me repita la palabra amor volver a ser feilz es imposible, murieron tantas cosas esa tarde que no me queda nada por vivir.

More from pantojafans

  1. 26pantojafans
  2. 6pantojafans
  3. 8pantojafans
  4. 2pantojafans
  5. 29pantojafans
  6. 21pantojafans
  7. 18pantojafans
  8. 17pantojafans
  9. 13pantojafans
  10. 11pantojafans
  11. 10pantojafans
  12. 8pantojafans
  13. 6pantojafans
  14. 5pantojafans
  15. 4pantojafans
  16. 3pantojafans
  17. 2pantojafans
  18. 1pantojafans
  19. 31pantojafans
  20. 30pantojafans
  21. 29pantojafans
  22. 28pantojafans
  23. 27pantojafans