1st Apr 2008

  1. Sign in
    1. [b]HISTORIA[/b] El terrier es un perro poderoso en un tamaño pequeño. Sus admiradores lo llaman "pequeño guerrero", "chico duro" y "perdonavidas". Antaño, su presa era salvaje, y el terrier debía ser igualmente duro. Incluso en la actualidad, conservan cierto brío y pugnacidad. Se le describe como duro, intrépido y audaz. El verdadero terrier es un perro de talla pequeña a mediana que se desarrolló mayormente para la caza de alimañas, a menudo persiguiendo la presa bajo tierra. De ahí que "terrier" viene del latín terra, que significa tierra. Estos pequeños guerreros se usaban para matar las ratas. Limpiaban las granjas y los pastos de las plagas que molestaban al ganado, el campo cultivado, y los alimentos almacenados, así como las primeras poblaciones. En el campo buscaban la madriguera del tejón o del zorro bajo tierra, en busca del animal. Sacaba las nutrias y zorros de su escondite en parajes rocosos. Las serpientes eran presa fácil para estos perros rápidos y ágiles, así como marmotas y comadrejas. Con su actitud de chico-duro, el terrier, además, resultaba un excelente guardián del hogar, e infatigable compañero de juego para los pequeños. Desgraciadamente, el perro de tipo terrier también era víctima, usado como perro de pelea. Aparte de este "deporte", se usaba en otros tipos de competición. El deporte de los pobres, el "matarratas", dio fama y fortuna a muchos propietarios de terriers primitivos. La clase alta los entrenaba para la caza del zorro. Cuando el zorro se había escondido bajo tierra para escapar a los "hounds", se dejaban los pequeños terriers a tierra (que se llevaban a caballo, ya que eran demasiado pequeños para correr tanto). Ellos buscaban el zorro, sacándolo de su escondite, y de nuevo continuaba la cacería. Hoy en día, en algunos lugares todavía cazan presa viva para mostrar su coraje y valor. Los propietarios modernos de terriers prefieren probar las habilidades de sus perros en competiciones formales. Se crean madrigueras artificiales con la "presa" en una jaula. Aunque el perro ya no puede entrar en combate con el animal, se ve claramente sus ganas y agresión hacia la presa. Muchos perros llamados terrier en realidad pertenecen a otros grupos. El American Staffordshire Terrier, el Boston Terrier, el Bull Terrier y el Staffordshire Bull Terrier son de origen molosoide. Muchas razas de terrier que comenzaron como verdaderos perros de trabajo, como el Yorkshire Terrier y el Manchester Toy Terrier, se han hecho miniaturas, y lógicamente, en la actualidad son considerados perros de compañía -aunque conservan mucho del carácter típicamente terrier-. Los terriers se deseaban relativamente pequeños, para que pudieran entrar en las madrigueras, y para ahorro en alimentación. Suelen tener una capa dura y áspera, que los protege de las inclemencias del tiempo, y requiere poco cepillado. Incluso los terriers de pelo liso poseen una capa más gruesa y dura que la mayoría de perros de pelo liso (por ejemplo el Fox Terrier de Pelo Liso, comparado con un Dálmata). Unos pocos poseen pelo largo. Los terriers no servían únicamente para encontrar o sacar la presa, como los sabuesos o perros de muestra, sino realmente debían matarla. Incluso sin llegar a un combate de vida o muerte, enfrentarse con un animal salvaje acorralado y espantado bajo tierra en la oscuridad, no es para los corazones débiles. Requiere un perro valiente, sin miedo, confiado y pugnaz. El terrier tiene presencia; es un perro que con apenas 7 o 10 kilos, se comporta como uno de 60 Kg. El ritual tradicional de probar los terriers en la pista de exhibición, es para comprobar que tengan el temperamento correcto. El juez pide a los expositores que lleven dos o tres perros al centro de la pista, donde se confrontan cara a cara, con la correa tensa. Mientras que un sabueso bajaría la cola pacíficamente o un perro de muestra olfatearía interesado, el terrier debe mostrar que está dispuesto a responder si se diera el caso. Sin ser ofensivos ni peleones, deben estar de puntillas, inclinados hacia adelante, con la cabeza erguida, con la mirada fija sobre el perro contrario. Las orejas y la cola deben permanecer erectas, en posición dominante. Cada uno debe mirar y gruñir un poco. El terrier es típicamente delgado y de cabeza alargada, con mandíbulas cuadradas y fuertes, y una dentadura que no engaña. Para evitar lesiones, los ojos están insertados profundos en las órbitas. Las orejas suelen ser de botón. La cola, generalmente llevada alta y recta, es cortada, dejando la mitad más o menos, según la raza. Los que trabajan en la superficie, poseen una conformación más cuadrada, mientras que los que trabajan bajo tierra tienden a ser más cortos de patas. El terrier no procede de un solo origen. Se escogieron los perros que mejor funcionaban a la vista del dueño, y su aspecto o conformación poco importaba. La base del terrier se encuentra probablemente en perros pequeños del tipo spitz/nórdico. ABAJO-

More from razaas_perros

  1. 9razaas_perros
  2. 6razaas_perros
  3. 5razaas_perros
  4. 3razaas_perros
  5. 2razaas_perros
  6. 31razaas_perros
  7. 30razaas_perros