20th May 2017

  1. Sign in
    1. Es que después de que las dos figuras enlazadas se perdieron entre las frondosas plantas hacia el pabellón de atrás, yo confíe en que todo cambiaría.
Hace calor, afuera; pero la contaminación ahuyentada de este microclima por su privilegio de arboles, revela el celebre opalo del cielo azul, aveces luciendo la decoración de unos manojos de nubes que se disuelven permitiendo el derrame de oro en torno a la pareja que toma te, reclinados en el pasto.

Yo en cambio, me encuentro protegido por las artificiosas comodidades; aire acondicionado, frescura de espejos y mármoles, doble cristal en las ventanas que rechaza ruidos, preso de un cansancio que me ha dejado incapacitado para cualquier actividad, salvo la de respirar. Solo viendo como se va articulando día a día una coherencia distinta a todas las que conozco en el jardín vecino.

No nací para protagonista ni héroe, ni siquiera para tener razón, lo que puede señalarme como un ser limitado y comodón, pero que le voy a hacer; es lo que soy. Después de todo lo que he pasado, es muy duro darse cuenta de que me interesan mas la música de piano del romanticismo y las novelas de Laurence Sterne que tener razón en cualquier campo que sea.
Es mas divertido ver como concluye la historia en el jardín de lado.

More from solascendente

  1. 25solascendente
  2. 13solascendente
  3. 1solascendente
  4. 9solascendente
  5. 9solascendente