31st Oct 2010

  1. Sign in
    1. [b]MI ODALISCA[/b] [u]Capítulo 68[/u] Vanessa podía escuchar como Zachary comenzaba a tensarse completamente, como el varonil gemido escapa de su garganta, eso podía significar solo una cosa, estaba disfrutando de esto. Cuando levantó su rostro para ver la de su “amante bandido”, notó como se mordía los labios, apretaba los ojos y hasta podía distinguirse una leve sonrisa. No, aún no alcanzaba el clímax de este hermoso encuentro, podía utilizar aquello en su contra. Que tenía el estado unidense que le provocaba adicción? Que le provocaba esa necesidad de querer estar abrazada a él todo el día?. Lentamente se acostó sobre él pero claro, antes le había colocado lentamente el preservativo en su sensible masculinidad. Comenzó a besar sus pectorales otra vez al mismo tiempo que soplaba su cálido aliento. Zac se estremecía, estaba totalmente a la merced y paciencia de su amada. Parecía su esclavo y Allah! Si esto era ser esclavo, entonces no deseaba protestarle. Con cuidado repasó una parte muy sensible de su cuerpo con el dedo índice, desde abajo hasta arriba, podía tener el preservativo pero era muy sensible. ZAC: ser…ser…malvada….-tragó saliva mientras la miraba a los ojos VANE: estás a mi merced…-sonrió y bajó su rostro para besarle los labios. Un descuido que Zachary supo como aprovechar para acostarla bajo su cuerpo y tomar el control- lah…no te atrevas esclavo… ZAC: ser mía gacela…-dijo tomando el papel de un depredador- deliciosa gacela…mmm…-la morena podía sentir los labios de su muchachito formar una sonrisa contra su piel. Podía sentir sus pequeños pelillos de la barbilla. En el momento que se dio cuenta que ambos estaban listos, soltaron un gran suspiro cargado de placer. Era malvado, pervertido, pérfido, pero la idea de que el esposo de Vanessa estuviese en la casa y estos 2 amándose a escondidas lo volvía aun más pecaminoso, prohibido y de por sí excitante. Zachary trataba de hacer esto lentamente por temor a causarle dolor en Vanessa, las marcas de su espalda dolían con bruscos movimientos pero, al parecer era ella misma quien reclamaba algo mucho más rápido. Bajo sus pectorales podía sentir el cuerpo de ella moverse en forma de oleaje, exacto, tuvo una idea. Se voltearon de tal forma que la despampanante mujer quedó encima suyo. Amarse y divertirse al mismo tiempo hacía de este momento la cosa más entretenida y placentera ZAC: muévete como tú saber hacerlo…-Vanessa llevó sus manos a su ondulado pelo negro mientras movía su cintura y vientre hacia fuera, dentro, de forma como si fuese una verdadera ola. Para hacer aquello de hecho tenía que mover la cadera en un vaivén, claro, beneficiaba mucho para quien bajo de ella estaba. Tuvo que contener la respiración pero ni aquello fue impedimento para gemir roncamente- te amo…habibi… VANE: -sus lenguas se movían juntas, sus labios, todo realmente podía ser detonante para el orgasmo- yo igual….yo más…-murmuró contra su rostro. Las envestidas fueron mucho más rápidas pero para callar al otro y no ser descubiertos por los gemidos que brotaban, se besaban o simplemente hundían el rostro en el borde del cuello. Para Efron no había partes de su cuerpo que no le fuesen tentadoras para morder, besar o lamer. Sería que por no llevar mucha experiencia en el ámbito sexual se estaba volviendo tan irresistible? Aquello él no lo sabría pero era totalmente falso, por mucho que los escépticos no quieran creer, había una química más allá de lo explicable. Nada en esta vida era coincidencia, nada. Supo que había alcanzado ella el orgasmo cuando se acostó sobre su cuerpo, sintiendo su pecho latir frenéticamente. A los pocos segundos después él también alcanzó el clímax, cambiando de posición para abrazarla, mimarla, respirar cansado junto a ella. Tenía suerte, no todas las personas tienen orgasmos en las relaciones sexuales. VANE: voy a ducharme mi muchachito..-decía susurrando- no quiero levantar sospechas…y no, no me sigas –dijo coqueta mientras sin más se paraba de la cama, vergüenza era lo que menos sentía de estar totalmente desnuda a la vista y paciencia de Zachary Efron. Con un hermoso vaivén movía su trasero mientras abría la puerta del baño que por suerte tenía en la pieza. El yankee tragó mucho aire y solo se repasó mil veces las manos por la cara. Que “deliciosa” era toda ella, sus gestos, su forma de ser, y claro, como mujer. ….. Mientras, Halima le había ayudado a Zahid para cambiarse de ropa. Rashid había dicho que quería la presencia del niño en su despacho, era bastante importante. Fue Nazira quien lo acompañó hacia la oficina del importante hombre, temiendo el niño al ver a los árabes sentados en casa, si debían tomar decisiones debía ser con el chiquilín presente. Caminó dudoso hacia el sofá, Nazira cerró la puerta para darles la debida privacidad. Azhaar sonrió abiertamente al verlo sano, de verdad se habría preocupado de su salud, de él, claro.... ABAJO!

More from zac_efron_hot

  1. 11zac_efron_hot
  2. 10zac_efron_hot
  3. 9zac_efron_hot
  4. 7zac_efron_hot
  5. 5zac_efron_hot
  6. 4zac_efron_hot
  7. 3zac_efron_hot
  8. 1zac_efron_hot
  9. 31zac_efron_hot
  10. 31zac_efron_hot
  11. 30zac_efron_hot
  12. 29zac_efron_hot
  13. 31zac_efron_hot
  14. 31zac_efron_hot
  15. 30zac_efron_hot
  16. 30zac_efron_hot
  17. 29zac_efron_hot
  18. 28zac_efron_hot
  19. 28zac_efron_hot
  20. 27zac_efron_hot
  21. 27zac_efron_hot
  22. 26zac_efron_hot
  23. 26zac_efron_hot