21st Sep 2009

  1. Sign in
    1. Las letras en su significado más global. No la a o la p sino la Historia, la Literatura o la Filosofía. Suelen hacer ese tipo de preguntas aquellos que se consideran "de ciencias" pero también me la ha hecho algún alumno. Yo contesto lo que se me va ocurriendo, tal vez me exprese bien pero suele quedar un regusto agrio de culpabilidad por no creer ser un abogado defensor adecuado. Imagino el día en que adquiera la titularidad de una asignatura en un curso. Mi curso, mi método, mis alumnos desde el primer día de curso hasta el último. Profesor de historia (ya lo he sido y lo voy a volver a ser en breve), bien. De Geografía (también lo he sido jugando a parecer Punset), menos bien pero vale. De Arte. Que bien, de Arte. Imagino ese día volviendo a mi antiguo instituto y acercándome a dos de mis profesores de C.O.U. (hoy 2º de Bachillerato). Blanca, Literatura, seguro que era más joven de lo que parecía pero aún así fue la primera mujer adulta (¿Paula, de Física y Química en 2º de B.U.P. lo era?) que me impresionó en su atractivo y hablaba de Valle-Inclán y de Unamuno, tipos que me importaban poquísimo y que terminaron importándome todo. No solo eso, me enseñó (¿quien más sentiría el mismo gozo?) "Poema de un día" de Antonio Machado y esos versos "Este Bergson es un tuno;/ ¿verdad, maestro Unamuno? (rapero, yo, impresionado en esa rima)", "(Tic-tic, tic-tic...) Era un día / (tic-tic, tic-tic...) que pasó, / y lo que yo más quería / la muerte se lo llevó". Tal vez escuchando esos mismo versos empecé a ser el chico triste que hoy, por fin, ya no soy. Les recité este mismo poema a mis alumnos y no era yo quien decía, era ella. Seguro. Imagino un reencuentro con Felix, Historia. Por quien soy y seré profesor, tal vez maestro. Darle las gracias por pensar mejor de lo que yo pensaba de mi mismo, un alumno de 4Ž5 que aprobaba por buen comportamiento al que no aprobó hasta aquel examen de septiembre y su comentario sobre la I Internacional en el que expliqué (tras haber estudiado, claro) que Marx no se podía ver con Bakunin, por diferentes razones. El porqué no se podían ver, cómo terminaron enfrentados y a saber qué más (tal vez fue aquella mi primera reflexión escrita, mi primera actualización de fotolog, sin fotolog). Nombró a aquellos alumnos de la clase que para él eran realmente válidos, un error gravísimo a mi entender. Tomás, Prado, Macarena, Paco (no yo) y Paco (ahora sí). Cuatro alumnos de sobresaliente, uno de aprobado raspado toda la vida (Colegio, Instituto, Universidad, en las Oposiciones ni eso). Cuanto no le puedo deber a ese hombre. Le imagino invitándome a su clase, invitando a sus alumnos actuales a que me pregunten qué viene después. A mí, que me senté en sus mismos asientos. Uno, sin pinta de empollón hará la pregunta del millón: ¿Para qué sirven las letras? ¿Y para qué no sirven las letras? los números nos dan los datos pero las letras nos dan las razones, los porqués. Las letras nos dan la cultura, la suma de conocimientos que impiden que nos engañen, que hallemos la lógica a las cosas lógicas, las palabras que soltarán al aire una explicación indiscutible, el razonamiento. La razón y el raciocinio que debe dar con la solución o la elección correcta. Si no hay razón hay instinto y así solo eres fruto del azar. El número se aplica al número pero la letra explica el número. La música es matemática y expone lo que la letra nunca podrá explicar. El amor es química. Tan divertido es jugar con un frisbee (física pura) como con un buen videojuego (tecnología corruptible). La explicación eterna en mil entrenamientos de baloncesto: en el lanzamiento el brazo ha de ejercer como si de una catapulta se tratase (mecánica) y puesto que el balón ha de entrar por el aro de arriba hacia abajo el lanzamiento debe ejercer una parábola que debemos proyectar (cálculo mental). Y entonces se produce la canasta y el corazón se altera (como en el amor, la emoción), un corazón que debe ser fuerte para aguantar los emvites del día a día (educación física). Las Letras, y las Ciencias, y las Letras sirven para lo mismo. Para ayudarnos a encontrar un sentido que nadie explica a eso que llamamos vida. La cultura ayuda. El día que la sociedad valore lo que la cultura es y lo que puede representar será apreciada. Y puesto que nadie daña aquello que aprecia, ese día dejaremos de oír que alguien a agredido a un profesor (tal vez un maestro). http://www.youtube.com/watch?v=Y9KC7uhMY9s Somos átomos pero también somos energía (y amor)

More from zibaldone

  1. 24zibaldone
  2. 13zibaldone
  3. 6zibaldone
  4. 18zibaldone
  5. 11zibaldone
  6. 23zibaldone
  7. 4zibaldone
  8. 1zibaldone
  9. 22zibaldone
  10. 13zibaldone
  11. 12zibaldone
  12. 9zibaldone